ENSEÑANZAS DEL TAROT

QUE ENSEÑANZAS ESCONDEN LOS ARCANCOS DEL TAROT.

Quitando el aspecto esotérico, místico y oculto que nos han transmitido acerca del tarot. Encontramos en sus barajas un mundo lleno de simbología y aprendizaje.

Lamentablemente en la actualidad se ha utilizado este innumerable conocimiento como herramienta de estafa predisponiendo la creencia de charlatanería a la hora de realizar una lectura o los estudiosos de los símbolos arcaicos. Sin duda alguna, muchos de quienes más hablan relacionado a los aspectos negativos no han siguiera optado por realizar una lectura o adquirir información alguna simplemente hablan por hablar de igual forma que los charlatanes que se apoderaron mercado lógicamente de su misticismo e intriga.

Pero la realidad es otra, cuando se analiza de símbolos que nutren nuestro aprendizaje humano ya que las cartas lo único que hacen es mostrar símbolos –arquetipos- del inconsciente que facilitan al consiente entender aspectos de su realidad.

EL UNIVERSO.

La fuerza interna que hace que todo ser llegue a realizar aquello que es en potencia. La acción entre la potencia y la realización, el deseo y la meta, la energía que empuja para que lo que podría ser, se haga y se concrete.

Nuestros ancestros observaron que una semilla se asemejaba a una piedra, mas sin embargo, esta al ser cultivada se transformaba en un árbol y de ahí, surgieron las ideas de limite y tiempo.

Al límite lo entendieron como aquello que encamina a los procesos y no permite que los seres desarrollen otro destino que el propio. Al ver que si plantas una semilla de manzana nacerá un manzano y no un naranjo. De igual forma, si nace un bebe este se convertirá en un adulto y no en un carnero.  Solo faltaría el ingrediente tiempo para que se llevase a cabo.

De este modo a esa energía que hacia una semilla, árbol y a una piedra, roca la plasmaron en el arcano “el universo” anunciando una realización una finalización: una conclusión.

Esa energía transcurría en un tiempo o espacio para culminarse.  Entre los griegos, el nombre de Saturno era “Crono” y estaba asociado con el tiempo mismo. Para seguir con el ejemplo anterior, ellos lo pensaban como el transcurrir que lleva de la semilla al árbol; es el lapso que tiene que transcurrir para que un niño se convierta en un humano adulto y la semilla en un árbol. El adulto ya está en el niño; pero para que esto se haga manifiesto, se necesita precisamente el tiempo, es decir, Saturno.

Desde esta óptica, el tiempo no es solamente el transcurrir del reloj. Es algo que está en las cosas mismas, no es una abstracción, no es absoluto, homogéneo y externo a las cosas; las cosas no están en el tiempo, sino que el tiempo está en las cosas, y extremando un poco, diríamos que las cosas “son” tiempo. El tiempo está en el interior de las cosas, como estructura de sostén; no en el exterior como amenaza, como algo que siempre se nos escurre o que nunca alcanza.

Y para concluir, en la mitología griega, la esposa de Crono se llama Rhea, nombre que está conectado con un verbo que significa “fluir”. Fluir no significa moverse de cualquier manera ni dejarse estar, sino acompasarse con el ritmo del proceso de que se trata; el tema del ritmo es de primera importancia en Rhea; en la palabra ‘ritmo’ encontramos la misma raíz que en ‘Rhea’. La pareja entonces hace referencia al fluir (Rhea) del tiempo (Crono). Rhea es la que aporta fluidez a la pareja, resalta el movimiento y la flexibilidad necesarios para que Saturno no se convierta en frío y mecánico, en un rígido retorno eterno de lo mismo.

Que gran sabiduría conlleva el arcano mayor “el universo” en su significado y que sencilla forma de explicarnos lo que limite, tiempo y fluir significan en nuestro existir.

Por eso, tenemos que fluir a través de la vida dejando de concentrarnos en los obstáculos y aprender a bailar en armonía con el entorno y no en su contra.

GRACIAS por su visita …
Su opinión es fundamental para el desarrollo de este sitio.

Menú Títulos

Anuncios

Deja un comentario