Las pasiones, fuerzas de realización o destrucción

Domina tus pasiones.

La fuerza de tu destrucción o aliadas en tu realización.

Esta maravillosa lámina, El arcano EL CARRO, nos hace referencia a quien dirige nuestra vida: el ego* o nuestra voluntad. Por lo tanto, la enseñanza recae sobre el reconocimiento del aspecto de quien es el que gobierna, representado por el carro, vehículo de transportación. El cual es indispensable e irrefutable como lo es el cuerpo y no caer en la ideología del no deseo ya que las pasiones son el motor para mantenernos en marcha, son las que dan fuerza y energía al avance y logro de cualquier meta o deseo, sin las cuales no lograríamos realizarnos en este mundo ni espiritualmente*. Pero si estas nos dominan, son tan fuertes que al final nos acaban arrastrando y destruyendo.

Entonces lo primero que tendremos que aprender es a manejar el carruaje de nuestras pasiones y nuestro ego para convertirnos en el conductor, lo cual implicara lucha y esfuerzo para conseguir nuestra independencia. Así que, de nuestra fuerza de voluntad dependerá el resultado final de quien domine a quien.

Por lo tanto, debemos conocer nuestras pasiones y ego más profundos ya que de nada sirve esconderlos u ocultarlos ya que siempre encontraran una fisura para salir al exterior y sabotearan nuestra dirección o mando. Además, el reprimirlos solo ocasionara que salgan con mayor fuerza y determinación. Por eso, debemos atacarlos directamente y llamarlos por su nombre para reconocerlos y enfrentarlos cara a cara sin miedo. Ya que su dominio que ejercen es debido a que actúan bajo la oscuridad, pero si los sacamos a la luz de la conciencia perderán toda su fuerza.

Para lograrlo requeriremos demostrar constantemente nuestra habilidad de dominar las situaciones y nuestra capacidad de solucionar los problemas a los que nos enfrentemos apoyándonos en el equilibrio y la seguridad en nosotros mismos al utilizar esa gran fuerza de la pasión de forma positiva y constructiva hacia el cumplimiento de nuestros objetivos. Ósea, dirigir nosotros la pasión. Manteniendo la mente clara para no olvidar la razón por la que nos ponemos en marcha y el porqué de lograr nuestros objetivos.

Por consiguiente podríamos concluir que el carro traerá a nuestras vidas situaciones, obstáculos, que se interpondrán en nuestra misión tratando de hacernos olvidar cuales son nuestras intenciones y deseos buscando hacernos perder el tiempo con la finalidad de enseñarnos a ser el conductor de nuestras vidas. Para lo cual deberemos dirigirnos con mano segura y firme, reforzando nuestra voluntad al reconocimiento de esas fuerzas interiores –pasiones- para convertirlas en aliados sin olvidar que estas nos pueden dominar y destruir. Sin embargo, ellas son las que nos ayudaran a superar los obstáculos para recorrer el camino de nuestra realización.

*Ego en este título es la búsqueda de la satisfacción inmediata y que no aporta ningún beneficio…

*Enfatizo la importancia de las pasiones en nuestro desarrollo espiritual, aunque no sea parte de este título, ya que mucha gente cae en mal interpretar la filosofía del apego de los budistas tratando de eliminar cualquier pasión o deseo para salir del camino del sufrimiento. El cual afirma que si no tenemos apegos no existe razón por la cual sufrir. Olvidando considerar, que la pasión necesaria para iniciarse en el desapego mundano sigue siendo una pasión o fuerza que nos mueve.

.…GRACIAS por su visita …
Su opinión es fundamental para el desarrollo de este sitio.

Ir a Portada. 

Anuncios

Una respuesta a “Las pasiones, fuerzas de realización o destrucción”

Deja un comentario