Enseñanzas del Monje Saban #1

Enseñanzas del Monje Saban #1

Gnosis | Los Arcanos del Tarot | Mitos y Leyendas | Astrología | Lenguaje Simbólico


GNOSIS

Conocimiento y Sabiduría.


“Te advierto, quien quiera que fueres, ¡Oh! Tú que deseas sondear los arcanos de la Naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo, aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros. ¡Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses”.

Templo de Delfos.

Gnosis significa conocimiento, sabiduría

  • Es el conocimiento de una sabiduría trascendental y transformativa que enseña a la humanidad a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes misterios y enigmas.
  • Cuando el hombre comienza a observarse detenidamente a sí mismo, desde el ángulo de que no es UNO sino muchos, obviamente ha iniciado el trabajo serio sobre su naturaleza interior.
  • La Gnosis da la metodología y enseña el modus operandi mediante el cual puede uno ser asistido por fuerzas superiores a la mente.
  • «La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la conciencia: una Philosophia Perennis et Universalis.

Nadie puede alterar su vida o cambiar cosa alguna relacionada con las reacciones mecánicas de la existencia, a menos que cuente con la ayuda de nuevas ideas y reciba auxilio Divinal. La Gnosis da esas nuevas ideas y enseña el Modus-operandi mediante el cual puede uno ser asistido por fuerzas superiores a la mente. Necesitamos preparar los centros inferiores de nuestro organismo para recibir las ideas y fuerzas que vienen de los Centros Superiores…

El conocimiento de la ciencia gnóstica abarca los cuatro pilares del saber humano: Ciencia, Arte, Filosofía y Mística.

Antes de que la Ciencia, la Filosofía, el Arte y la Religión se separaran para vivir independientemente, la Psicología reinó soberana en todas las antiquísimas Escuelas de Misterios.


El Mundo del Tarot

Conociendo al Arcano “El Loco”.


Le Mat, el bobo o el loco es la figura del tarot para la súper conciencia y para el poder cultural. Se le conoce esotéricamente con el nombre del “Espíritu del éter”.

Superficialmente, el loco es el dibujo de un hombre descuidado, que mira al cielo y está próximo a caer de gran altura, en un profundo abismo. Corresponde, exactamente, a la sabiduría proverbial concerniente a la tontería de tener la cabeza en las nubes.

La clave 0 encierra una valiosa lección “no se proyecte tan lejos en el futuro que pierda de vista en donde se encuentra ahora” los sueños, las visiones y los ideales tienen un lugar apropiado, pero quien se pierde en la contemplación de áreas nadas, se des adapta para enfrentarse a los asuntos de la vida. No corra el riesgo de estar tan absorto en “mirar al cielo” real o metafórico y dejar de poner atención a su situación presente.

El loco hace referencia al yo verdadero, a su todo, del cual su mente, cuerpo y todo lo demás que entra en su personalidad, aparentemente separada, es solo parte. Esta es una pintura del SER, absolutamente libre y perfecto, es el principio animador y esencia de su personalidad externa. En aritmética oculta el 0 representa la Unidad Absoluta. Esa realidad Una que esta antes de todo principio.

Un examen más cuidadoso de esta pintura le mostrara que, aunque el Loco se encuentra cerca del borde de un precipicio, hay suficiente espacio para que pueda dar otro paso, dejando otra valiosa lección “no importa cuán lejos puede avanzar el Poder de vida, siempre puede dar un paso más. A nivel personal, significa que nunca podrá llegar al límite de sus posibilidades.


Mitos y Leyendas

El mito de Dióniso (Baco)


 Zeus como sabrán es el dios más mujeriego que existe – yo creo que en todas las mitologías – pero sin duda sus infidelidades nos dejan enigmáticos seres como Dionisio.

Esta vez el gran Zeus conquisto a Sémele y cuando Hera se enteró sus celos la orillaron a persuadir a la amante de su esposo a que le pidiese a Zeus, como prueba de su amor, que se apareciera en toda su gloria. Como Zeus había prometido concederle cuanto le pidiese, tuvo que aproximarse a ella con sus rayos, y Sémele murió al instante, carbonizada. Zeus extrajo al hijo que estaba en el sexto mes de gestación, lo cosió en su muslo y al llegar el momento del parto, lo sacó vivo y perfectamente formado. El niño fue confiado a Hermes, quien encargó de su crianza al rey de Orcómeno, Atamante y su segunda esposa Ino.

Otra versión de su nacimiento dice que Dióniso fue salvado y reconstruido por su abuela Rea, quien lo volvió a la vida. Su cuidado fue confiado al rey Atamante y su esposa Ino.

Les ordenó que vistieran a la criatura con ropas femeninas a fin de burlar los celos de Hera, quien buscaba la perdición del niño. Pero Hera no se dejó engañar y volvió loca a la nodriza de Dióniso, a Ino y al propio Atamante.

Con el objeto de evitar que Hera lo reconociese, Hermes, por orden de Zeus lo transformó en un morueco.

Ya adulto, Dióniso descubrió la vid y su utilidad. Pero Hera lo enloqueció y en este estado anduvo errante por Egipto y Siria, acompañado por Sileno y un ejército salvaje de sátiros y Ménades, cuyas armas eran el báculo – con hiedra enroscada y con una piña en la punta – llamado tirso, las serpientes y las bramaderas.


Astrología

El Cielo y la Tierra como testigos.


Los trabajos de los antropólogos y paleontólogos nos enseñan que, durante aproximadamente un millón y medio de años, nuestros antepasados directos no dejaron prácticamente huellas de su existencia, de su visión y de su interpretación del mundo, y de repente, aproximadamente unos treinta mil años apareció lo que hoy llamamos arte rupestre, cuyos garabatos en paredes de las cuevas como la de Chauvet y Lascaux constituyen uno de los vestigios más bellos de este arte parietal.

En la actualidad todavía se desconocen las razones por las cuales estos clanes nómadas, cazadores y recolectores sintieron la necesidad de dibujar signos pictóricos en las paredes siendo que no habían tendió nada que decir durante más de un millón de años.

La teoría más aceptada para dar explicación a este suceso refiere a un cambio climático, producido por una catástrofe natural o sobrenatural, que pudo modificar perfectamente todo el equilibrio del ecosistema donde vivieron tranquilamente nuestros antepasados durante miles de años. Ocasionando que tanto la caza, la recolección y el clima al que estaban acostumbrados se transformase obligándolos a refugiarse en las cuevas.

Lo que suponen los eruditos es: Lo que era un paraíso se transformó sumergiendo al hombre ancestral en una enorme perplejidad forzándolo a tomar conciencia del hambre, carencia de alimento, desorden y quizás una fuerza exterior, cuya existencia ni siquiera sospechaban.  Aquel paraíso se había convertido de la nada en un medio hostil.

¿Es posible creer que, antes de este periodo de recogimiento obligado y forzado, la especie humana nunca se interesó por el cielo, sus fenómenos y, en especial, por el sol y la luna que presiden el día y la noche desde el comienzo de los tiempos? Esta pregunta ante la aparición de las pictóricas imágenes nos generan otras preguntas: ¿Se preocuparan los animales de la tierra y el cielo? ¿Lo verán o distinguirán?..

Todo nos hace suponer que los seres humanos de antaño fueron conscientes del cielo porqué les pareció la representación física del gran vacío, de la inasequible inmensidad de un mundo que de repente percibían en su interior, sin lograr definirlo ni situarlo  exactamente y cuya existencia antes ignoraban. Dando origen a la amalgama entre el cielo y el sol, los cuales para ellos se convirtieron en divinidades femeninas y maternales, y la tierra y la luna, en las que reconocieron sus equivalentes masculinos y paternales.

Bóveda celeste y corteza terrestre en adelante estarían siempre unidas, siendo la primera un espejo de la segunda.


Simbología

La Cueva.


La cueva es símbolo del vientre materno: el lugar de un segundo nacimiento para el ser humano, como ocurre en todos los casos de ritos iniciáticos, llamados “de paso” inherentes a determinadas tribus primitivas que han sobrevivido hasta nuestros días, a determinadas religiones y también a los ritos practicados todavía hoy en día por los chamanes de todo el mundo.


Gracias por su visita y espero vernos en el siguiente episodio de Enseñanzas del monje Saban.

Ir a Portada.


 

Anuncios

Deja un comentario