Amnesia.

Amnesia.

Es la incapacidad de evocar vivencias pasadas – trastornos de la memoria– puede ser completa o parcial, continua, periódica o circunscrita.

Amnesia Completa -> El individuo no puede recordar nada de su pasado, a partir de un momento (instauración del trastorno).

Amnesia Limitada -> Puede ser Anterograda cuando son limitados las evocaciones de sucesos experimentados a partir del momento en que se instaura la perturbación y Retrograda cuando se refiere a sucesos pasados.

Amnesia circunscrita -> cuando se olvidan un grupo determinado de vivencias, las cuales pertenecen a fuertes y especiales componentes afectivos para el sujeto.

Amnesia Infantil (psicoanálisis)

Existen en todos los individuos una amnesia de los primeros años de vida, siendo el factor  más importante el de necesidad de controlar y reprimir los impulsos agresivos y libidinosos dirigidos hacia los objetos.

En terapia psicoanalítica estos impulsos reprimidos  se reintegran a la memoria

La amnesia causada por enfermedades cerebrales involucra trastornos de fijación y retención siendo esencialmente irrecuperables. Limitando solo los recuerdos recientes, dejando relativamente intacto la memoria de sucesos pasados. Sin embargo, si esta enfermedad es progresiva, la amnesia ira desprendiendo evocaciones pasadas. En cuanto a las amnesias de origen emocional, mejoran con el tratamiento o permanecen estacionarias.

La amnesia Histérica es una pérdida de memoria para un periodo de tiempo de la vida pasada o para ciertas circunstancias asociadas con miedo, humillaciones o impulsos reprimidos.

Esta forma de amnesia es altamente selectiva y sistematizada, en relación con la vida emocional del enfermo.

La amnesia histérica proporciona un modelo para comprender la funcionalidad del olvido que se presenta en los primeros años de vida, cuyos aspectos conflictivos, traumáticos amenazan constantemente con aparecer de nuevo en la conciencia.

Comprensión fundamental en relación de los síntomas neuróticos que guardan fuera de la conciencia estas memorias infantiles, disfrazándolas o deformándolas hasta hacerlas irreconocibles manifestando  una reminiscencia en los neuróticos – olvido parcial – que conecta la psicopatología de las emociones con los trastornos de la menoría y dado que en un cerebro intacto nada de lo fijado está realmente olvidado por lo que podemos decir que en las enfermedades psíquicas funcionales solo la capacidad de recordar es la que se encuentra permeada o alterada por las defensas del yo o emociones humillantes, traumáticos o impulsos reprimidos.

Es impresionante saber que todos de alguna manera tenemos amnesia pero súper interesante es poder entender que aquellas vivencias “olvidadas” nos dicen que situaciones nos generan incomodidad emocional, indicándonos los rubros inmaduros que tenemos. Con lo cual podemos conocernos mejor, concientizarnos y estar más preparados (maduros) para enfrentarlas.


.…GRACIAS por su visita …
No olvide compartirlo e informar a otros y apreciaríamos su comentario. 

Ir a Portada. 


No se pierdan…

Trastornos de la MEMORIA… La capacidad para recordar se basa en tres procesos fundamentales: Fijación, Retención y Evocación, por lo tanto, […]
3 Formas que FALSIFICAN nuestros RECUERDOS…. El Deja Vu… Sueño de ansiedad… Recuerdos encubridores…. […]
Anuncios

Deja un comentario