Saltar al contenido.
Anuncios

Planta Medicinal: el Toloache.

EL TOLOACHE COMO PLANTA MEDICINAL.

Esta ancestral planta se reproduce mediante la polinización que llevan a cabo los insectos nocturnos. Sus flores son blancas con un halo violeta o azul y sus hojas tienen un olor desagradable. Los frutos son bayas espinosas del tamaño de una nuez que contienen muchas semillas pequeñas. Les gusta crecer a las orillas de las poblaciones ríos o faldas de los volcanes y crecen naturalmente en México y España.

 Pócima de amor o veneno mortal | Riesgo Social | Mitos y Leyendas 

Si no se está familiarizado con ella, la puedes identificar por su penetrante y desagradable olor.

Por lo general se usa la raíz, la hoja de la planta y la semilla, que es donde se encuentra la mayor concentración de escopolamina y atropina, dos alcaloides tropanos que causan delirio, así lo señala el portal fundacionunam.org.mx

Los aztecas usaban esta planta en una variedad de ungüentos y lociones de aplicación externa para cortadas, úlceras y heridas.

En algunas áreas remotas las mujeres las usan para inducir una especie de anestesia sin pérdida del conocimiento para aliviar los dolores de parto.

Cuando el toloache es ingerido oralmente, sus efectos comienzan entre los 15 y los 30 minutos. La escopolamina que contiene esta planta es otro agente anticolinérgico que actúa bloqueando los receptores colinérgicos en el cerebro. En función de ello se deprimen los impulsos de las terminales nerviosas o, si la dosis ha sido elevada, se estimulan y posteriormente se deprimen.

Por lo tanto: El principal alcaloide de la Datura inoxia, es la escopolamina. En menor proporción, contiene también atropina y hiosciamina.

La escopolamina es utilizada para detener los ataques asmáticos y durante mucho tiempo estuvo disponible en México bajo el nombre comercial de Asthmador® .

Otra forma de usar la escopolomina consistía en enrollar hojas secas de toloache  en cigarrillos. Fumar uno de éstos durante un ataque de asma puede detenerlo rápidamente en muchos casos. El mecanismo exacto es incierto, pero se cree que la escopolamina administrada en esta forma, relaja los bronquiolos de los pulmones.

La medicina moderna usa la planta medicinal “toloache” con fines narcóticos y antiespoasmodicos, extraiendo el agente escopalomina para combatir algunas manifestaciones del Mal de Parkinson.

No obstante, si se consumen dosis altas —más de 10 gramos—, el toloache causa desorientación, falta de concentración, angustia, pensamiento incoherente, psicosis, demencia, taquicardia, aumento de la presión sanguínea y en casos graves alucinaciones visuales y auditivas, y dichos efectos pueden durar desde unas horas hasta varios días, con lo que aumenta el riesgo de sufrir daño neurológico permanente.

Un sujeto que se sometió a una terapia experimental con escopolamina, describe así su experiencia:

Cuando me hablaban no entendía más que la última palabra. Pero podía hacer volver a mi memoria sucesos que yo creía haber olvidado completamente. Cinco horas después de la inyección, me sentía restablecido y quise volver a casa. El director del experimento me aconsejó que tomara el tranvía. Cuando llegué a la calle, acababa de partir y decidí ir a pie. Delante de mí, caminaban tres mujeres, que alcancé poco a poco. Eran una alucinación. Una pareja de enamorados se hallaba bajo un árbol. Me acerqué, y, con gran asombro, no vi nada. Un perrito negro corría delante de mí. Me acerqué y el can desapareció de repente. 

A nivel físico las pupilas se dilatan, aumentan el pulso y el ritmo respiratorio y la acción de los músculos involuntarios decrece. En dosis pequeñas el toloache tiene efectos sedativos. De hecho es ingrediente de algunas preparaciones para dormir. En cantidades un poco mayores, seca las membranas mucosas de la nariz, la boca, la garganta y otras áreas. No se ha confirmado daño genético en humanos debido al uso de la escopolamina.

En cuanto a adicción física o psicológica se ha identificado que no provoca ninguna por lo que su retiro no supone ningún síndrome de abstinencia.

El toloache genera desorientación, angustia, falta de concentración, pensamiento incoherente y una falta de distinción entre la realidad y la fantasía. Es técnicamente un delirógeno, pues la persona sabe que está aquí pero no puede medir su relación con un objeto o persona. También ocasiona  alucinaciones, euforia, aumento de la libido, ansiedad, cuadro de psicosis, confusión mental y pérdida de la voluntad.

¿QUÉ HACER EN CASO DE EMERGENCIA?

La intoxicación con toloache es muy peligrosa, ocasiona vómitos, convulsiones y en casos graves coma y muerte. Ante cualquier sospecha hay que solicitar asistencia médica para que se aplique un lavado gástrico y se trate al paciente con carbón activado o con un inhibidor de la colinesterasa como la fisostigmina.


Espero que nunca tengas que recurrir al médico, pero creo conveniente informar para no tener que lamentar. ¡Saludos¡ y espero que nos visite a menudo.

.…GRACIAS por su visita …
No olvide compartirlo para que otros estén informados.

Ir a Portada. 


Investigación.

Mitoloache | salud180 | mind-surf | de10 | Jornada | Fundacion UNAM | Algarabia | El Grafico | Revista QUO 228, Octubre 2016.


 

Anuncios

2 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: