3 partes que componen a la RESPIRACIÓN.

Aunque nunca observamos la manera en como inhalamos o exhalamos por estar atentos a otras actividades es momento de comenzar a ser conscientes de “cómo es que respiramos” para poder eliminar algunos malos hábitos que limitan la correcta oxigenación del cuerpo.

Cuando inspiramos, nuestro diagrama se contrae y se aplana. Esto permite que descienda para que los pulmones tengan más espacio para llenarse de aire, las costillas se mueven hacia afuera para dar más espacio a los pulmones para que cumplan con su función de oxigenar a todas las células del cuerpo.

Oxigenar es dar aliento, alimento que pondrá en correcto funcionamiento a todo el organismo. Cuando comiences a eliminar esos vicios dañinos inmediatamente te sentirás con más salud y bienestar. ¡Inmediato!

Con inmediato no me estoy refiriendo a en una semana o unos días como si se tratara de un deporte o alguna habilidad especial. Me refiero a que en el momento de hacerlo sientes el cambio y por eso la respiración es uno de los pilares de toda meditación y/o programa de auto control.

Pasemos a ver las tres formas e identificar los puntos a corregir para iniciar a sentirte con más vitalidad.

Respiración Clavicular | Respiración Torácica | Respiración abdominal.

RESPIRACIÓN CLAVICULAR.

Llamada suprior o alta. Es el método más incorrecto, pobre y perjudicial de respirar.

Utiliza los apéndices pulmonares, la parta más estrecha y pequeña de los pulmones en la que existen una menor cantidad de alveolos. Comparativamente solo llena el 10% de la capacidad pulmonar.

Es tan absurdo como tener una bodega el tamaño de un banco y tener que vivir limitado, mal oliente y demacrado a utilizar solo dos monedas. O estar desnutrido con el refrigerador lleno de comida.

Respirar “únicamente” de esta forma, es totalmente contrario a las leyes biológicas de la fisionomía humana, impidiendo emplear los pulmones para el uso para el que han sido creados. Aporta una pobre cantidad de aire e impide la necesaria absorción de oxígeno, perjudicando seriamente las funciones orgánicas.

Las personas que respiran de esta forma son debido a enfermedades respiratorias o malos hábitos causados por prendas u objetos como los cinturones que presionan excesivamente el abdomen impidiendo su movimiento y forzando la respiración alta.

Proceso: Se inspira por la nariz al tiempo que se va expandiendo la zona alta del tórax, elevando ligeramente las clavículas, llenando la región superior de los pulmones, mientras el abdomen queda contraído e inmóvil. Finalmente, se expira lentamente por la nariz y esa zona desciende. Hay que concentrarse en la parte alta de pecho y las clavículas.

Debe Corregirse.

Trabajar sentados, inclinados o encorvados, contribuye a desarrollar la respiración alta, al permanecer el abdomen contraído. Acostúmbrese a trabajar, sentarse y caminar erguido (derecho).

RESPIRACIÓN TORÁCICA.

Llamada media, costal o intercostal.

Es uno de los hábitos más desarrollados en la sociedad actual, incluso en la educación física y ciertos deportes; donde le dan mayor importancia a la inspiración.

La respiración torácica es mucho mejor que la clavicular, aunque sigue siendo una respiración superficial. Insuficiente y antinatural.

Comparativamente solo llena un 35% de la capacidad pulmonar.

Proceso: Se inspira por la nariz al tiempo que se expande la parte media del pecho y los costados, por la acción de los músculos intercostales, haciendo que las costillas se expandan hacia adelante y hacia los lados, mientras el diafragma asciende ligeramente. Hay que concentrarse en la zona media del pecho.

Debe Corregirse.

Causado generalmente desde la infancia ya sea por causas similares a las de la respiración clavicular o vivir y trabajar en lugares mal ventilados o viciados por aires contaminados por el humo del tabaco, contaminación industrial o escasez de aire fresco y puro.

RESPIRACIÓN ABDOMINAL.

Llamada diafragmática, baja o inferior.

Es el modo más completo de los tres. Permite utilizar la parte más amplia de los pulmones, comparativamente un 55% de su capacidad, utilizando por lo tanto una mayor cantidad de alveolos pulmonares.

Proceso: Al inspirar, el diafragma se contrae, aplanándose y desplazándose hacia abajo, presionando suavemente los órganos abdominales y empujándolos igualmente hacia abajo y hacia afuera, haciendo que el abdomen sobresalga o se abombe, generando la sensación de que fuera un globo. Al descender el diafragma se permite llenar la parte baja y más ancha de los pulmones. Concentrarse en el abdomen.

Consejos: Es aconsejable, siendo el pilar sobre el que se asientan muchos ejercicios terapéuticos.

Aunque al cabo del día la respiración puede modificarse inconscientemente de acuerdo a la labor que se tenga que realizar, es la que más debes aprender a utilizar en la vida cotidiana.


.…Continúe con nosotros
Colección La ciencia de la Meditación.
Portada | Psico Mundo | DPI en Tu VIDA | Mundo Oculto
Curiosidad Humana | Frases, dichos y mucho más… | Imágenes, Humor y Risas


LA TERAPIA DE LA RESPIRACIÓN.

Cuando el respirar se transforma en una súper terapia que con solo ejercitarla 15-20 minutos diarios ofrece más de 28 beneficios y es ¡Gratis! […]

Anuncios

Deja un comentario