Saltar al contenido.
Anuncios

Mentes Asesinas – Isabel Bathory

Isabel Bathory

En el archivo criminal es conocida como la Condesa Sanguinaria cuyo sádico lésbico y perversa creatividad creo tentación tanto en escritores como en el séptimo arte.

 

Mente asesina nacida en Nyirbátor, Hungría, el 7 de agosto de 1560 y falleció en el castillo de Cachtice, Eslovaquia, el 21 de agosto de 1614.

 

Isabel Bathory “la condesa sanguinaria” es considerada una de las peores asesinas de la historia por practicar magia negra, torturar, desangrar y bañarse en sangre bajo la creencia de que no envejecería.

 

Ráfagas de Historia de esta vampiresa llamada Isabel.

Nació en el seno de una de las familias más antiguas y adineradas de Transilvania. El árbol genealógico de su familia “los Bathoy” era uno de los más prestigiosos de la aristocracia magiar.

La pequeña Isabel nació la segunda mitad del siglo XVI, fruto de la unión entre dos primos y al parecer, durante su niñez sufrió fuertes ataques de una enfermedad desconocida para su época, caracterizada en la actualidad como epilepsia u otro desorden de tipo neurológico.

A los 11 años fue prometida a Ferenz Nadasdy con el que contrajo nupcias cuatro años después.

Su marido era un feroz Guerrero que se la vivía en el campo de batalla, razón por la cual la pareja se veía en muy pocas ocasiones, solo aquella que permitían las treguas.

Se dice que en una ocasión, Ferenz Nadasdy o mejor conocido como “Caballero Negro de Hungría” manifestó su sorpresa cuando vio a una niña atada a uno de los árboles de la finca, embadurnada de miel y con el cuerpo cubierto de hormigas y abejas. La condesa le dijo que era su justo castigo por haber robado una fruta y existe un registro epistolar en el que Ferenc y Erzsébet (nombre Húngaro de Isabel)  intercambiaban información sobre las maneras más apropiadas de castigar a sus sirvientes, esto era normal entre los nobles de la Europa del Este de esa época.

El 4 de enero de 1604, Ferenz Nadasdy murió de súbita enfermedad tras una de sus batallas y dejo viuda a Isabel que contaba con 44 años y cuatro hijos.

Hasta ese momento todo parecía normal, pero a partir de ahí: comienzan las acusaciones dignas de la psicópata más terrible del género femenino, responsable de la tortura y muerte de 650 muchachas en la sala de torturas de su castillo.

La leyenda cuenta que Isabela empezó a obsesionarse con el paso del tiempo. Tenía un enorme espejo que ella misma había diseñado y cada vez que advertía una nueva arruga en el rostro se sumergía durante horas en la melancolía. Entonces mientras una de sus criadas, la estaban peinando, le jaló el cabello e Isabel le dio una bofetada y la sangre de la muchacha manchó las fracciones de la madura mujer. La condesa creyó entonces que donde se había posado la sangre habían desaparecido sus arrugas.

Influida por la hechicería, comenzó a practicar la magia negra y atrajo a varias chicas de humilde condición. Los sirvientes les cortaban las venas, la sangre era guardada en vasijas y la condesa se bañaba con ella con convencida de que era un antídoto contra la vejez.

En el castillo existían los más extraños instrumentos de tortura, como un sarcófago con afilados pinchos llamado la virgen de hierro, que daba un abrazo mortal a la víctima.

Cuando noto que seguía envejeciendo, la condesa sanguinaria viajó a otras comarcas para conseguir sangre de noble cuna, hecho que provocó la intervención del rey Matías II de Hungría, que además de estar interesado en apoderarse de sus tierras. Envío al conde Thurzo enemigo declarado de Isabel que llegó por sorpresa con un grupo de soldados y observó un cuadro dantesco, con sangre en las paredes y cadáveres en el patio del castillo.

En 1612 se inició un juicio en Bitcse (Bytča en eslovaco). Isabel se negó a declararse inocente o culpable, y no compareció, acogiéndose a sus derechos nobiliarios y debido a los fueros de la familia Batheroy, la vampiresa fue aislada de por vida en un frío cuarto del Castillo, muriendo a los 54 años de edad, en la más completa soledad.

La Condesa Sanguinaria es un misterio que el tiempo no podrá dilucidar. Ya que ante la muerte de su esposo el “Caballero Negro de Hungría” Isabela quedo en una situación peculiar. Señora feudal de un importante condado de Transilvania, sumergida en intrigas y conspiraciones políticas de aquellos tiempos y sobre todo, sin un ejército que protegiera su poderío.

Es obvio que el rey Matías II de Hungría al ver a una viuda vulnerable y aislada la cual tiene un interesante feudo que arrebatar podría inventar cualquier artimaña para apoderarse de las tierras. Sobre todo cuando envía al conde Thurzo, el peor enemigo de ella.

En el Juicio se cuenta con la confesión de Juan Ujváry, el mayordomo, que testificó que en su presencia se había asesinado como mínimo a 37 “mujeres solteras” de entre once y veintiséis años; a seis de ellas las había reclutado él personalmente para trabajar en el castillo. La acusación se concentró en los asesinatos de jóvenes nobles, pues los de las siervas carecían de importancia. En la sentencia todos fueron declarados culpables, algunos de brujería, otros de asesinato y los demás de cooperación. Pero también se habla de testificaciones forzosas. (wikipedia, 2018)

La cuestión a saber seria si a Isabel Bathory fue inculpada por sus tierras o si, realmente cometió los terribles actos por la que se acusa.

Posiblemente nunca lo sabremos, mientras tanto, en el archivo criminal Isabel Bathory seguirá considerada como una de las peores asesinas de la historia….

La Historia y Sus Asesinos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: