Rechazo del amor familiar

El amor familiar es de suma importancia.

El área afectiva es igual o más importante que cualquier profesión u ocupación, sea esta la que sea.

Aunque el termino de amar no se utiliza de igual forma en todos los países, en México, una madre puede decir “Amo a mi hijo” mientras que en España podría interpretarse como una perversión ya que se utiliza amar en relación al amor pasional. Sin duda alguna, la falta de amor por parte de los padres durante la infancia es tan fuerte que nos afecta el resto de sus vidas indiferente a que seas mexicano o español.

Esto se debe a que la intensidad causada por el rechazo al amor de los padres es tan fuerte que genera un trauma; el cual  puede hacer que el individuo desarrolle problemas emocionales de tal magnitud que afectarían todas las relaciones con las demás personas. Además, estos problemas perduraran hasta la edad adulta e incluso afectaran su relación de pareja.

“Esta vez no me va a pasar lo mismo. Él no me va a dejar como lo hizo mi padre, me va a querer de verdad”

Paciente a su sexóloga.

Es lamentable ver a infinidad de personas afectadas por el rechazo del amor familiar y en el caso de esta paciente su trauma generaban que viviera como si se tratase de una prueba de fuego las relaciones ya que cada vez que trataba de aceptar alguna relación inmediatamente tenía que demostrarse a ella misma que era merecedora de amor; lamentablemente, si la relación no funcionaba, lo interpretaba como una reafirmación de que no merecía ser amada por nadie.

Ahora imagínese la idiosincrasia de algunos científicos que no aceptan la idea del amor como tal, y solo lo ven  –tratan diría yo-  como diferentes sistemas emocionales que trabajan a la vez y que activan la parte más primitiva de nuestro cerebro: el hipotálamo.

Que harían si su hija fuese la paciente de la sexóloga: le darían medicina para adormecer el hipotálamo o comprenderían que el amor es algo tan esencial en la vida de las personas como lo es el aire para el cuerpo.

Tan importante que desgraciadamente muchas personas se vuelven dependientes de su pareja, hacen todo con tal de que no las deje, rompen sus propios límites, pierden la dignidad y acaban en una relación de codependencia y, en muchos casos, de maltrato. Mientras que otros, se resignan ante el doloroso abandono que deciden no volver a involucrarse emocionalmente con nadie.

Que cierto es:

El amor mueve al mundo y en ocasiones, la falta de él o el rechazo, lo destruye.

Anuncios

Deja un comentario