Curiosas y disparatadas AVES

Insólitos y absurdos datos de AVES.

Las aves, singulares animales que cautivaron la atención de nuestros ancestros, han contribuido en la disparatada historia de la humanidad.

Molesto porque en Estados Unidos no galardonaron al policía que con su ojo de lince y esfuerzo en el trabajo logro arrestar a Dong, un contrabandista de pájaros quien llevaba entre sus calcetines y pantalón a catorce pájaros desde Corea… se me hace inaudito como “otras curiosas y disparatadas leyes”.

Pero bueno, esta vez tratare de ser un poco más serio en el asunto puesto que es una realidad; cuando el hombre se involucra en cualquier cosa, el resultado podría llegar a ser un poquito inverosímil, por no utilizar otra palabra. Y es que en su afán por descubrir la verdad de su entorno es capaz de realizar cualquier cosa.

Veamos algunas de las investigaciones más emblemáticas de nuestros tiempos:

En la Universidad Estatal de Albany, Bernard Vonnegut realizo un estudio impresionante el cual público con gran esfuerzo, el título de su estudio fue “El cacareo de los pollos como medida de la velocidad del viento durante un Tornado”. Que seguramente ayudo a infinidad de personas ante los peligros de la naturaleza. Pero aquí no termina, ya que los investigadores tratan siempre de mostrarnos la luz ante la oscuridad de la ignorancia y en este caso, Iván R. Schwab y Philip A. May explicaron algo realmente sorprendente, por qué los pájaros carpinteros no sufren dolor de cabeza cuando pican la madera de un árbol.  ¡Qué sería de la humanidad sin estas dos grandes investigaciones!

Que seguramente despertaron el amor de los japoneses hacia las aves ya que en 2007 Tama-Chan, gallo callejero, recibió el puesto de “jefe” de la estación kishi, de la línea de trenes Wakayama Electric Railway, en Japón. Un año después fue promovido como “oficial de operaciones”, tarea que continua desempeñando.

Creo que este gallo estaría feliz si trabajase con aquel policía de ojo de lince que detecto al contrabandista y sus catorce aves en sus pantalones. En fin, estas historias de la vida común de cualquier país generan tanta apreciación por las aves que Leona Helmsley, muerta en 2007 y dueña de los hoteles Helmsley y del edificio Empire State, dejo la suma de 12 millones de dólares a su canario. Su hijo y sus nietos no recibieron ni un centavo. Seguramente sus hijos no entendieron el amor procesado por las aves al desconocer las otras historias. O realmente podríamos preguntarnos ¿cómo serían para no haber recibido nada?

Es verdad que lo inverosímil no siempre va de la mano con el humano y en ocasiones la naturaleza nos ayuda un poco o será que trata de arrebatarnos esa chispa de nuestras manos; digo esto porque en la Toscana, Italia, un gallo cambio de sexo luego de que un zorro matara a todas las gallinas y hasta empezó a poner huevos.

 

Anuncios

Deja un comentario