Saltar al contenido.
Anuncios

Mentes Asesinas – Delphine La Laurie

Delphine La Laurie

En el archivo criminal a esta dama de la alta sociedad de Nueva Orleans se le conoce por su sadismo característico de algunos trastornados terratenientes.

Mente asesina nacida en la Luisiana, Estados Unidos, en 1775 y fallecida en París, en 1842.

Delphine La Laurie es considerada una de las peores asesinas de la historia por asesinar, mutilar y hacer experimentos con los esclavos.

Ráfagas de Historia de La Laurie.

Delphine Marie Macarty nació en un próspero hogar de Nueva Orleans, hija de Barhelmy Louis Macarty y Vevenue Lecomte. Ambos eran nobles de aquella sociedad señorial erguida gracias al sudor de los esclavos negros en las plantaciones de algodón y tabaco. En diciembre de 1803 se firmó el tratado por el cual Napoleón Bonaparte vendió Luisiana a los Estados Unidos, hecho que no altero los privilegios de los grandes plantadores ni detuvo la trata de negros.

El 11 de junio de 1800, Delphine se unió en matrimonio con el oficial español Ramón Lopez y Angulo, que fue nombrado cónsul español en Nueva Orleans. Lopez y Angulo falleció en La Habana en 1804, cuando se dirigía a Madrid. La viuda se casó por segunda vez en 1808, con el traficante de esclavos Jean Blanque, que murió en 1816. Su tercera boda se celebró en 1825, con el médico francés Louis La Laurie. La pareja se mudó con los hijos de Delphine a una casona de tres pisos en la calle Royal.

Poco tiempo después, los rumores de que algo extraño sucedían con los esclavos de la mansión, recorrió las calles de Nueva Orleans.

En luisiana no regían las leyes anglosajonas que permitían castigar hasta la muerte a los esclavos, ya que aún estaba vigente el Code Noir, creado en Francia para regular la tendencia de mano de obra servil. Este régimen legal prohibía la tortura, el abuso sexual y las mutilaciones de los esclavos.

En 1833 se produjo un luctuoso suceso en la mansión de los La Laurie una esclava de ocho años de edad llamada Nina estaba peinando a Delphine con un cepillo, cuando sin querer le dio un tirón en el pelo. Llena de rabia, el ama la persiguió hasta que la detuvo en la azotea y la arrojo a un patio interior de la casa. La niña se estrelló contra el piso y murió.

Un vecino denuncio el hecho, Delphine fue multada por 300 dólares y embargaron a sus esclavos.

A pesar de todos, la familia los compro de nuevo para devolverlos a la dueña, que los maltrato con mayor crueldad porque no les daba de comer y los obligaba a servir desnudos y cargados de cadenas. El 10 de abril de 1834, un incendio destruyó la mayor parte de la casa. Cuando los socorristas entraron, advirtieron a varios esclavos encadenados. Algunos yacían muertos, otros exhibían señales de haber sido torturados y los que quedaban vivos estaban al borde de la inanición.

Los rescatistas que entraron a la mansión en llamas se encontraron con una pareja de esclavos encadenada en el piso, horriblemente mutilados: Delphine los había cambiado el sexo, arrancándole los senos a ella para colocarlos sobre el pecho del varón, y cortándole el pene a él para pegarlo en la vagina de la mujer. Estas mutilaciones se asemejan a las torturas sexuales de la condesa Isabel Bathory.

Delphine La Laurie aprovecho el desorden para huir en su carruaje. Una turba indignada la persiguió para lincharla, pero la asesina pudo abordar una nave que la llevo hasta la casa de unos parientes en Mobile. Se cree que huyo a París, donde murió en 1842

La cuestión del poder, sobre todo en épocas donde los terratenientes tenían todas las de ganar. Nos deja saber hasta dónde puede llegar la perversión humana que como en el caso de La Quintrala vemos que no importa la procedencia o país.

– Espero que aprendamos de la historia y no volvamos a repetirla –

Recomendaciones.
Prejuicio | El sicario que reconoció haber asesinado a 49 personas | Catarsis del sin sentido.

La era digital ha llegado al mundo y con ella los mejores productos de aturdimiento mental que cualquier padre haya deseado[…]
LA REALEZA Y SU VIRILIDAD.
Los niños de antaño querían tener barba para […]
Lo que eres, se convierte en lo que fuiste; porque a partir de ahora se debe ser lo que esperan que seas… pero no tienen ni idea de quién es ese que esperan que seas […]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: