Saltar al contenido.
Anuncios

Símbolos, mitos y leyendas: EL PATO.

Ave Simbólica: El Pato.

Lenguaje Simbólico de fidelidad Conyugal.

Me gustaría comenzar esta entrada con un relato extraído del libro Los pueblos indios en sus mitos, Volumen 14, escrito por Argimiro Garcia en el cual relata como los indios, grandes observadores de la naturaleza trataron de explicar los fenómenos que veían de un modo muy peculiar.

El pato y el paují pelearon.

Antiguamente, el paují que ahora vuela muy bien, no volaba sino que andaba por el agua en su “curiara” como actualmente los patos. En cambio estos, los patos, no andaban como ahora por el agua sino que volaban muy bien.
Una vez un pato, envidioso del paují que podía andar por el agua, peleo con él. El pato le dio al paují un golpe en el pico y se llenó de sangre. De otro golpe que le dio, lo tendió sobre la ceniza y el paují quedo manchado del color blanquecino de la ceniza y de la sangre quedo con el pico colorado.
Entonces el paují enfurecido, le dio unos golpes al pato en el pico y se aplasto. Se le puso chato. No contento con esto le dio unos cuantos picotazos en la cara y se la dejo toda mujienta.
Entonces el pato no se dio por vencido. Enfurecido le quito la curiara al paují y se la puso el y así ahora puede andar por el agua. Desde entonces, ya no es como antes. Ahora el paují anda volando por el aire de árbol en árbol. En cambio él pato no vuela como antes; ahora camina muy bien por el agua.

Sera verdad que desde aquella pasmosa pelea, los patos tiene la nariz chata, las patas en forma de curiaras “canoa” y la cara mujienta. Ya que, desde tiempos inmemorables se le ha atribuido cierta torpeza en el hablar, además su curioso modo de andar también llama mucho la atención a quienes les observan.

Solo con ver al famoso personaje de Walt Disney, Pato Donald, cuyo pico achatado y patas palmeadas se ha hecho celebre en el mundo entero y a diferencia de sus compañeros que no son sino ratones, perros y caballos, es incapaz de hablar con la humana claridad de ellos.

Hecho tan marcado y llamativo que en la enciclopedia de los símbolos, Udo Becker, nos comenta: “En las representaciones más antiguas de patos en los portales de las iglesias cristianas simbolizaban la garrulería de los parlanchines, que deben abstenerse de entrar en el templo”.

Parece que, desde siempre, el parpar tan característico de esta ave ha sido objeto de burla para los hombres. Por otro lado, en algunos contextos, traer a colación al pato indica que alguien va a cargar con culpas ajenas o colectivas, es decir, va a ser quien pague el pato.

Lo que me hace pensar en otro relato de aquellas mentes antiguas que debatían entre el realismo y la magia; donde el mito y la leyenda explicaban la realidad del mundo.

Cada viernes santo, dos hermosos patos de oro se posaban sobre una enorme piedra dentro del caudal del rio Fonce, Colombia, a beber agua hasta saciarse.
Un cazador furtivo llevaba años, supervisando el recorrido de los patos de oro, y uno de tantos viernes santos, se apostó en las cercanías de la enorme piedra del río con una escopeta lista para asestar el disparo y quedarse con el botín de sus doradas plumas. Mas erró el primer disparo y las nobles criaturas alertadas por el sonido, saltaron al agua con presteza y se refugiaron bajo la enorme piedra para nunca más salir de debajo de ella.
Se dice que cada viernes santo, los patos en venganza por el corazón ambicioso del cazador, cobran la vida de un alma igualmente contaminada, que al bañarse en las aguas del río Fonce, va a encontrar su desventura bajo un remolino succionador de la misteriosa Piedra del Pato.


REFERENCIA: Revista Dos Puntos

Aunque en la realidad, creo yo, el que paga el pato casi siempre es el bonachón y curiosamente el pato hace referencia a una persona de carácter tranquilo, ingenuo, simpático, casi siempre provisto de una salud de hierro y una vitalidad llena de recursos, brillante y calurosa como veremos a continuación.

La leyenda del Pato de Oro, Varsovia (Polonia)

La leyenda cuenta que hace muchos años vivía una princesa encantada convertida en pato en las mazmorras del castillo de los Ostrogski, se decía que ella podría hacer rico a aquel que lograra encontrarla.
Muchos valientes lo intentaron, pero en la noche de San Juan, un joven zapatero fue hasta las mazmorras del palacio y se encontró con el pato de oro, que le prometió muchas riquezas con la condición de que gastara todo en un solo día sin regalarle nada a nadie.
El humilde zapatero, cuando estaba a punto de pasar la prueba, sintió piedad por un joven soldado a quien le regaló el último ducado que le quedaba por lo que inmediatamente perdió todo lo que había comprado. Entonces comprendió que no es el dinero lo que da la felicidad, sino el trabajo y la salud.


Referencia: Mi Viaje (mitos y leyendas) 

La simbología del pato hasta ahora nos ha mostrado dos significados diferentes, esto no quiere decir que no sean complementarios pero si disparejos. Por un lado lo torpe y gracioso mientras que por otro  bonachón y simpático. Ambos firmemente representados en esta peculiar ave. Ahora me gustaría compartirles la simbología de Oriente, otra perspectiva del mundo simbólico.

En el antiguo Oriente, sobre todo en China, el pato o mejor dicho la pareja de patos simboliza la fidelidad conyugal – costumbre de nadar juntos – y hasta la fecha se ofrece una pareja de patos a modo de amuleto a los recién casados.

En relación a esta costumbre, el pato, nos muestra que la persona en cuestión estará inmerso en un excelente clima afectivo, que su vida sentimental no tendrá complicaciones será armoniosa, y que de él se desprenderán un sentimiento de paz, una impresión de estabilidad, que no será fingida. Y lo que es más, este individuo con cierta experiencia en la vida o simplemente, con sensatez, siempre tendrá buenos consejos que dar.


En Egipto, el pato habitualmente era empelado para el sacrificio de rituales y además su jeroglífico Sa Ra (Hijo de Ra) representaba un título real que se escribía con el signo de pato (hijo=sa) y el dios solar de Ra. Este título se conoce como nomen y se introdujo en la titulatura real en la dinastía IV y destacó el papel de rey (o reina, para el que se adaptaba) como representante e hijo de Ra. Normalmente con este nombre nos referimos a los faraones, añadiéndoles ordinales para distinguir a los individuos con el mismo nombre. [Explorando Egipto]

Por consiguiente. El pato anuncia una situación sana, apacible, estable, una vida tranquila, un futuro que promete ser feliz. Si vas a realizar un acuerdo, unión o asociación, la aparición de esta ave te dará todas las garantías de éxito total y próximo.

¡Impresionante! ¿No creen?

Esta ave habladora, fiel, glotona que se adapta fácilmente a todas las condiciones climáticas que pone 80 huevos cada año, de la cual existen muchas razas  y que le gusta vivir cerca de los estanques conlleva un sinfín de significados simbólicos y sobre todo, nos genera una visión simpática respecto a ellos.

Los invito a conocer la historia de LA GRANJA SANTA ISABEL: Situada a las faldas de la Sierra de Córdoba a seis kilómetros de la ciudad, próxima a las Ruinas de Medina Azahara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: