Saltar al contenido.
Anuncios

Un Prejuicio Premeditado

Antes de comenzar cuestiónese:

Hasta dónde estaría dispuesto a aceptar una ley que le prohibiera practicar una ancestral costumbre familiar o una política que afectara directamente sus valores, costumbres y creencias…

 

Cuantas historias podríamos escuchar ante la política de control natal establecida en 1979, en China.  Cuántas mujeres habrán sucumbido ante esta decisión de “Una familia, un hijo”, sin considerar infinidad de atrocidades originados por dicha decisión gubernamental hacia un pueblo tan arraigado en sus creencias sexistas.

“Todo se arreglará con mi muerte. Si no lo hago, todo será peor. Hoy es el último día, el tercer día…”. Este fue el testimonio patético que dejó Dai Fenghua, que se suicidó administrándose veneno a los pocos días de haber dado a luz su segunda hija. Su esposo, que le había reprochado no haber aportado un hijo al matrimonio, le ordenó hacerlo dándole como plazo tres días. Es un caso aislado, pero no único, de los ocurridos en la China rural, que han saltado a las páginas de los periódicos con motivo de la nueva campaña de planificación familiar. (El País)

Hasta qué punto el estado, gobierno, nación puede limitar a su pueblo o mejor dicho, hasta cuando el pueblo dejara al estado, gobierno, nación decidir por ellos. Ya que ante las medidas drásticas de los gobernantes chinos, en su esfuerzo por restringir el crecimiento demográfico de su país ante la escalofriante cifra de 1.008 millones de habitantes tuvieron que enfrentarse a tradiciones seculares que ven en la descendencia femenina una vergüenza. Por lo tanto, la política hizo caso omiso a las arraigadas creencias culturales creando un abismo entre la postura oficial y la práctica tradicional dando como resultado eminente casos de suicidios, asesinatos, abortos, esterilizaciones….

Podríamos acusar y culpar al gobierno chino por incitar a su pueblo a cometer tales crímenes contra la humanidad, pero también tendríamos que considerar culpable al pueblo, ya que su sexismo, prejuicio y discriminación ante el sexo femenino fueron parte del desastroso escenario de 80,000 esterilizaciones y 12,000 abortos en tan solo diez días en la provincia, Zhejiang, al norte de China.

Cada pueblo tiene el gobierno que merece, dicen por ahí, pero lo cuestión más alarmante ante estos hechos radica simplemente en observar que ante una medida drástica impuesta por el gobierno “aunque este penalizado y se hallan realizado infinidad de campañas a favor de la mujer” el pueblo fue orillado a cometer asesinatos y el estado directa o indirectamente fue cómplice de ellos.

Según las autoridades, se han “evitado” más de 400 millones de nacimientos a cambio de asegurar una mejor calidad de vida a las familias chinas. (Humanium)

Por lo tanto, hasta donde un estado, gobierno, nación tiene poder de decisión ante su pueblo o hasta qué punto el pueblo deja de ser la marioneta de un estado, gobierno o nación. Ya que en el 2016 el gobierno Chino permitió que las parejas de zonas urbanas tuvieran dos hijos.

China ha suavizado su política de planificación familiar por el envejecimiento de su población, la desaceleración de su tasa de natalidad y el declive de su fuerza laboral. (Reuters)

¡Haa! ya entendí, ahora necesitan más individuos ya que se acaba la recaudación de dinero…

Es impresionante saber cómo la cuestión de perjuicio, racismo, sexismo y estereotipo nos condena a ser inconscientemente gobernados y manipulados.

Nos gustaría conocer tu OPINIÓN al respecto.

Referencias.
El País 02/27/1983 | Reuters 28/08/18 | Organización Humanium.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: