Saltar al contenido.
Anuncios

Los misterios del Tarot, EL AMOR.

Los arcanos mayores del tarot constituyen un alfabeto de gran sutileza y exactitud, a partir del cual podemos leer nuestras almas.

EL MAGO.

MUJER

Tiene un carácter flexible y maleable. Sabe adaptarse, pues, a los deseos de su pareja del momento para gustarle y seducirle, induciéndolo a que haga lo que espera de él. Casi siempre es inestable, puesto que lo que le gusta es el principio de una relación, las primeras emociones, el descubrimiento de sensaciones nuevas.

HOMBRE

Para seducir y suscitar el interés de la mujer, emplea las cualidades de su espíritu, pero también el humor, la sugestión o la astucia. En seguida toma la iniciativa, pero no esta seguro de saber lo que quiere. Es encantador, pero muy serio.

LA SACERDOTIZA.

MUJER

Ante todo, es una mujer amorosa y cariñosa, posesiva, muy sensual, pero totalmente fiel al hombre que ama. Por eso, sabe dominar sus deseos y conformarse con una única relación a la que se entrega completamente.

HOMBRE

Aunque manifiesta cierta reserva en su comportamiento, es un hombre de una sensualidad siempre estimulada por su actividad cerebral e incluso su agitación mental. Sin embargo, es muy exigente en el amor, a veces, incluso critico y puntilloso.

LA EMPERATRIZ.

MUJER

Se trata de una mujer que se mueve por sentimientos sinceros, sencillos y que detesta las complicaciones. Aspira a menudo a cultivar una relación duradera y basada, por supuesto, en sentimientos mutuos. Sin embargo, es muy posesiva y a veces incluso excesivamente celosa. Es una mujer que desborda sensualidad y ternura.

HOMBRE

Se trata de un hombre que se mueve por sentimientos sinceros, sencillos y que odia las complicaciones. Casi siempre aspira a cultivar una relación duradera, basada por supuesto en sentimientos recíprocos. Pero es muy posesivo y a veces incluso excesivamente celoso.

EL EMPERADOR.

MUJER

Su sensualidad desbordante atraerá casi siempre a los hombres. Se deja seducir fácilmente, aunque sin llegar a atarse. Lo que no significa que no sea romántica. Pero es mas sensible a los bienes de este mundo que al amor de un solo hombre.

HOMBRE

Esta atormentado por grandes apetitos sexuales que le hacen infiel cuando, por otro lado, necesita tranquilidad, seguridad y paz en la vida amorosa. Sin embargo, no sabe resistirse a la tentación y es incapaz de romper o desprenderse de sus deseos, necesidades y antojos.

EL SUMO SACERDOTE.

MUJER

Es una mujer muy entera, muy cerebral y muy independiente. Sabe ejercer una influencia sobre el hombre y a veces cultiva un complejo de superioridad respecto al sexo masculino.

HOMBRE

Este hombre que tiende a anteponer sus deberes, responsabilidades, convicciones morales, religiosas o ambiciones personales a su placer y deseos, carece de ternura y sensualidad. De todas maneras, es sincero, leal y fiel en el amor.

EL ENAMORADO.

MUJER

Es también ambivalente por naturaleza e incluso a veces muy ambigua. Le encanta gustar, flirtear y seducir. También es muy cerebral y tiene algo de autoerotismo en su expresión y en la experiencia de sus deseos y placeres.

HOMBRE

Le gusta conocer gente, tener aventuras, amores múltiples y variados, a veces incluso amistades amorosas. Le cuesta mucho establecerse. Tiene mucho encanto. Pero no se puede confiar en sus sentimientos, pues cambian a menudo de propósito.

EL CARRO.

MUJER

Le gusta la conquista o la aventura amorosa que siempre vuelve a empezar, sin ser por ello inestable o infiel. Sencillamente, su pareja ideal debe reactivar sin parar sus sentimientos y deseos.

HOMBRE

Le gustan la conquista y las proezas amorosas. Le gusta vivir relaciones sentimentales y sensuales que le dan la sensación de estar en constante evolución, donde nada se establece definitivamente. Sus deseos son pasionales y siempre sueña con otra cosa.

LA JUSTICIA.

MUJER

Es muy perfeccionista y selectiva en el amor y sobre todo, para ella tiene mas importancia el cortejo, las premisas, los preliminares y preparativos del amor que el acto de amor en si mismo.

HOMBRE

No se resiste a la belleza física de una mujer y a su sutil encanto. Le atrae que ella haga lo que sea para gustarle. Le gusta el cortejo, los preludios y preliminares amorosos interminables. Pero es muy selectivo en el amor.

EL ERMITAÑO

MUJER

A veces parece distante, fría e inaccesible, aun siendo muy atractiva; puesto que, en el fondo, no hay nadie mas apasionado que ella. En realidad, es capaz de omitir totalmente sus deseos, pero también sabe satisfacerlos desenfrenadamente.

HOMBRE

Es una especie de asceta del amor, solitario, silencioso o misterioso, en ocasiones inaccesible, que aspira al mas perfecto despojo en el amor. Sabe cultivar el misterio, adivinar y anticipar las reacciones de su pareja manteniéndose dueño de si mismo.

LA RUEDA DE LA FORTUNA.

MUJER

Sus sentimientos a menudo cambian de objeto porque tiene ganas de cambiarlos y no puede permanecer mucho tiempo con el mismo hombre, aunque hace responsable a las circunstancias o a los demás de la inestabilidad de su vida afectiva.

HOMBRE

Los sentimientos amorosos de este hombre padecen constantes altibajos. También es de humor cambiante. Nunca consigue establecerse de una vez por todas. Sus deseos y pulsiones pueden desaparecer tan pronto como se han manifestado.

LA FUERZA.

MUJER

Domina sus instintos, pulsiones y deseos a la perfección, lo que no significa que estos no sean intensos e imperiosos. Necesita ser amada, admirada, en la misma medida que necesita valorar a su pareja. Quiere que sea digno de ella, puesto que ella sabe que será digna de él.

HOMBRE

Esta bajo la influencia de una sensualidad intensa e irreprimible que necesita satisfacer a toda costa, pero que no excluye un temperamento muy amoroso, expresivo y generoso. Se entrega en cuerpo y alma, pero se muy exclusivo y siempre quiere mas amor.

EL COLGADO.

MUJER

Es una mujer que tiende a vivir con total dependencia de su pareja, que se deja dominar, que la guíen, pero que también es victima de su excesiva sensualidad o de sus errores sentimentales.

HOMBRE

Es victima de sus sentidos y sus excesos; entonces, puede ser totalmente dependiente de una mujer a la que ama o desea de forma ofuscada y apasionada, o bien, tiende a renunciar a toda vida sentimental o sensual.

LA MUERTE.

MUJER

Le gustan las relaciones pasionales o provocar pasiones, seducir o estar bajo el domino de los sentidos y de sus deseos. Por eso, no es muy constructiva en su vida amorosa y casi siempre experimenta una o mas rupturas.

HOMBRE

Aspira a cambiar del todo o a transformar a la mujer que ama a traes de los sentimientos que experimentan el uno por el otro; al no poder evitar apasionarse en sus relaciones y al ser tan idealista: no es muy constructivo en el amor.

LA TEMPLANZA.

MUJER

Es comprensiva y permisiva, tanto consigo misma, como con los que ama. Según ella, en el amor no existen fronteras ni prohibiciones. Lo que no le impide tener gustos muy refinados y apreciar especialmente las relaciones que se salen de lo normal.

HOMBRE

Es sociable, simpático y complaciente, pero ni muy fiel ni muy estable en el amor. Le gusta bastante aprovechar todas las ocasiones que se le ofrecen, a la vez que intenta, en la mediad de lo posible, mantener una relación privilegiada.

EL DIABLO.

MUJER

Puede ser la encarnación del deseo, una mujer seductora, que a veces hechiza: deseable y aviva las pasiones y deseos de los hombres y de las mujeres, incluso lo mas inconfesables. Puede poseer ciertos dones psíquicos que no siempre emplea oportunamente, y mostrarse también posesiva, rencorosa o vengadora.

HOMBRE

Quiere seducir por el placer de seducir y sentir que es irresistible. Pero también le gusta ser seducido a través de los sentidos. En el amor, tanto puede revelarse exclusivo y pasional, como permisivo y perverso.

LA TORRE.

MUJER

Esta mujer a veces es victima de sus emociones excesivas e incontrolables. Por eso, sus deseos y sentimientos le hacen perder todo dominio de si misma y pueden tener efectos deplorables sobre su equilibrio, sobre todo, en caso de conflicto afectivo o de decepción amorosa.

HOMBRE

Este hombre puede trastornarse o turbarse a causa de sus fuertes emociones, que le paralizan o inhiben y le impiden expresar sus sentimientos y deseos de forma natural. Como compensación, es victima repetidamente de sus pulsiones violentas o flechazos.

LA ESTRELLA.

MUJER

Es una mujer tierna, dulce, inspirada y romántica, al mismo tiempo que intuitiva e instintiva, que no deja de tener una relación directa con el aspecto practico de la vida. El amor mutuo que comparte con su pareja hace que siempre este abierta a grandes emociones.

HOMBRE

Sueña el amor mas que vivirlo. Aspira a la armonía perfecta y a la fusión total. Es un gran romántico, aunque no por ello menos sensual, e incluso puede revelarse muy libertino.

LA LUNA.

MUJER

Es muy dulce, tierna, afectiva, hipersensible, pero también vulnerable. Por eso, a menudo se deja arrastrar por las olas de su intensa sensualidad y su gusto desmesurado e infantil pro los placeres. Busca el amor de un hombre fuerte y protector, a quien no será forzosamente fiel.

HOMBRE

Posee una fuerte sensibilidad que le vuelve ávido de protección, ternura, seguridad moral y afectividad, pero que también intensifica su sensualidad y sus fantasías.

EL SOL.

MUJER

Es una mujer perfectamente feliz y realizada en amor, generosa, expresiva, brillante, leal, entregada, que tiene el arte de emanar felicidad a su alrededor y que hace que reine la armonía. Vive en ósmosis con su pareja.

HOMBRE

Esta hecho para el gran amor, la unión feliz y armoniosa. Una vez se ha producido en la vida, esta plenamente satisfecho.

EL JUICIO.

MUJER

Casi siempre esta insatisfecha porque es idealista, porque siempre esta esperando o buscando algo o alguien, el amor ideal o la pareja perfecta. Debe aprender a ser mas paciente y realista, preservando su necesidad de soñar.

HOMBRE

Se trata de un hombre que necesita llegar hasta cierta madurez antes de poder encontrar una plenitud amorosa y sensual.

EL UNIVERSO

MUJER

Esta mujer es muy a menudo la impresión de que su corazón es demasiado grande, que sus deseos son demasiado idealistas y sus sentimientos demasiado maravillosos para amor solamente una vez o a una sola persona. Entonces, una de dos, o bien sueña el amor a diario mas que vivirlo, o bien conoce un amor muy grande, absoluto y tal vez místico.

HOMBRE

Para el, el amor es lo contrario al apego, la dependencia y la posesión. Así pues, ama cada vez que ama, sin plantearse la cuestión ni preocuparse por el mañana.

EL LOCO.

MUJER

Siempre está persiguiendo el amor y nunca lo encuentra. Esta mujer se pierde en numerosas y múltiples historias de amor, se lanza hacia múltiples aventuras, pero vuelve constantemente a su punto de partida. Con frecuencia confunde las pulsiones animales, y la satisfacción de los sentidos y deseos, con los sentimientos.

HOMBRE

Nunca consigue establecerse en una relación, por que carece de discernimiento en la elección de su pareja, porque vive todas las experiencias que se le brinden y porque se deja llevar por sus pulsiones e impulso del momento.

Si quieres descubrir tu comportamiento amoroso y sensual, tus expectativas y deseos profundos, solo basta con separar a los arcanos mayores de la bajara (cualquiera), barajarlas perfectamente, con el dorso hacia ti y extiéndelas ante ti o ante un amigo para seleccionar dos de ellas.

La primera carta elegida revelara tu propio comportamiento amoroso y sensual, mientras que la segunda carta te informara sobre que esperas de tu pareja al respecto.

¡¡Suerte!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: