Saltar al contenido.
Anuncios

La expansión del Paraguas.

Ráfagas de Historia EL PARAGUAS.

Parte 2 de 4

El paraguas inició su expansión hacia el resto del mundo desde China mediante la ruta de la seda, siendo los primeros países a los que llegó: Corea, Japón y Persia.

Cabe señalar, en un principio, en estas regiones solo se empleaba el paraguas única y específicamente para protegerse de los rayos solares, esto es, como parasol. Solo en el país en el que se inventó, China, se empleaba para protegerse del agua de lluvia; tal y como expresa la leyenda de Lu Mai. (El origen del paraguas)

Con el paso del tiempo, el paraguas llego al Imperio Asirio, Egipto, a la Antigua Grecia y más tarde a las regiones pertenecientes al Imperio Romano.

En Egipto, por ejemplo, se empleaba como un objeto de ritual cortesano y también era signo de tener alta influencia aquellos que se beneficiaban del paraguas en presencia del faraón. Mientras que en Grecia solamente lo podían utilizar las mujeres.

Después se desvaneció de la historia, como si este articulo protector de sol y “lluvia” fuese calcinado de la inventiva humana ante la caída del Imperio Romano. Ya que en la Edad Media fue ignorado por completo hasta el último tercio del siglo XV donde apareció o reapareció nuevamente en Paris, Francia.

El paraguas de esa Francia del siglo XV era utilizado de igual forma que en la antigüedad, como un articulo útil como signo de prestigio, siendo que nadie lo empleaba para protegerse de la lluvia como hoy en día, sino que era un objeto de lujo empleado solo por las clases de linaje y popular entre las mujeres adineradas.  Además, podría suponerse que fue el sustituto o sustituyo al bastón y la espada, ya que el desuso de ambos elementos coincide con la reaparición del paraguas.

Inglaterra fue la primera nación de Europa en emplear correctamente el paraguas, más bien, en utilizarlo con el propósito para el cual fue inventado (Origen del paraguas). Mientras que en otros países se utilizó para protegerse de la lluvia hasta el siglo XVIII.

Es importante desatacar a Sir Jonás Hongway, personaje quien desempeño un papel fundamental en la expansión del paraguas en Europa, ya que dio inicio a la aceptación social del producto. Siendo un extravagante individuo de la nobleza británica siempre llevaba uno en la mano ya que en un viaje por Rusia quedo fascinado al verlo por primera vez y tanto en círculos sociales de elite noble como en barrios pobres no dejaba nunca su apreciado objeto. Aun sucumbiendo a los insultos y silbidos que recibía de algún gamberro o cocheros de carruajes que creían que el paraguas era una especie de arma blanca.

La influencia de Sir Jonas Hongway se expandió al ejército británico, siendo que algunos oficiales se aficionaron al paraguas ya que creían que era un elemento que ofrecía elegancia y les ayudaba a mantener una postura completamente erguida. De hecho, el duque de Wellington se vio obligado a prohibir en 1818 el paraguas en el campo de batalla y en las campañas militares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: