Saltar al contenido.
Anuncios

Misterios del Tarot: REVELACIONES

Aunque no se pueda generalizar toda la sabiduría impresa en las cartas del tarot, siempre es bueno contar con destellos que nos alumbran y guían en este caminar.

EL MAGO.

Revela que la voluntad de un ser nunca debe dejar de manifestarse, puesto que, de tal modo, toma conciencia de sus actos y de si mismo. Para el cometer errores es menos grave que no actuar, pues no tiene el riesgo.

LA SACERDOTISA.

Indica que el ser que sabe valorar sus actos y comprender sus errores aprende a elegir mejor, para no reproducir nunca más los mismos errores, actuando con corrección y justicia.

LA EMPERATRIZ.

Anima al ser a dar cierta continuidad a sus actos, que luego se convierten en actividades, y que le permitirán con el tiempo, recoger los frutos de sus esfuerzos.

EL EMPERADOR.

Favorece en el ser el desarrollo de su voluntad superior y de su espíritu, gracias a los cuales puede ejercer una influencia sobre el mundo exterior y el dominio de si mismo.

EL SUMO SACERDOTE.

Induce al ser a darse cuenta de que el dominio del mundo y de uno mismo no sirven de nada si no se ponen al servicio de la voluntad de conocerse a uno mismo, que es el único objetivo y razón de ser de la voluntad.

EL CARRO.

Dice que una vez tomadas las elecciones y emprendido el camino, el ser ya puede afrontar los obstáculos de la vida, ponerse a prueba a si mismo, conocer las alegrías de la victoria y las amarguras del fracaso, del que aprenderá.

LA JUSTICIA.

Especifica que no basta la victoria sobre uno mismo; el ser todavía tiene que establecer un equilibrio entre sus fuerzas interiores y las fuerzas exteriores que le rodean, sobre las que influye y que, a su vez, le influyen.

EL ERMITAÑO.

Dicta al ser que debe aprender a observar, a escuchar y a callar, teniendo en cuenta que cuando menos intervenga directamente en el juego de la vida exterior, y cuanto menos sea susceptible a ser su víctima, mas valorara el alcance de sus actos.

LA RUEDA DE LA FORTUNA.

Insiste en el hecho de que aquí abajo todo cambia y se transforma y que son nuestros actos y nuestras palabras lo que hace girar al mundo.

LA FUERZA

Como su nombre indica, revela que la verdadera fuerza del ser se manifiesta cuando actúa a su debido tiempo, y exclusivamente, cuando es necesario.

EL COLGADO.

Muestra que el ser ostenta un poder que actúa a menudo como una fuerza mayor: la fuerza de la renuncia y del perdón.

LA MUERTE.

Nos muestra una fuerza superior a todas y que el hombre puede alcanzar: la fuerza de la disolución que engendra el nacimiento en otra vida.

LA TEMPLANZA.

Explica como el ser que muere y renace ve como circulan en él todas las corrientes de la vida, se regeneran en él, a través de él y para él.

EL DIABLO.

Pone a disposición del ser todos los poderes, todas las fuerzas de la vida material y espiritual. Por eso, ahora le toca decidir que hacer con el mismo.

LA TORRE.

Revela una vez mas si se escoge el buen camino, el ser puede estar seguro de que nada vendrá nunca a perturbarle, ni a interrumpir su crecimiento, ni a poner en duda su fuerza. En el caso contrario, puede perder todo lo que se le ha dado y todo lo que ha adquirido en cualquier momento.

LA ESTRELLA.

Empuja al ser a encontrar un impulso mayor que la esperanza y que puede reflejar en el amor de su vida, que es también el amor de su alma.

LA LUNA.

Pone de relieve todas las trampas del amor, que llevan a la confusión de sentimientos o a la desesperanza, las ilusiones o la locura, pero de donde puede brotar el amor mas hermoso: la fe.

EL SOL

Es el guía que conduce al ser desde el amor ferviente hacia la felicidad, la cual se realiza plenamente en la unión con su alma.

EL JUICIO.

Anuncia que de su unión sagrada nace algo nuevo, puesto que el ha nacido de si mismo. Es una metáfora del ave fénix-

EL UNIVERSO.

Revela que el ser nacido de si mismo es todo lo que el mundo es, que este mundo nacido gracias a él, que esta en él, solo existe para él y solo vive a través de él.

EL LOCO.

Es el hombre corriente, que busca la unión con su alma, su destino, a si mismo y su realización. El loco representa el principio y el fin, seguido de un nuevo comienzo, una especie de eterno retorno. Simplemente se trata del ser en si mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: