Saltar al contenido.
Anuncios

Leyes Ancestrales AMOR.

En la actualidad el amor es conceptual-izado en relación a la afinidad entre seres, definiendo diversas formas según ideologías y/o puntos de vista.

Se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, resultante de una serie de actitudes, emociones y experiencias. También es considerado como una virtud que representa afecto, bondad y compasión o acciones dirigidas hacia otros o hacia uno mismo basadas en afecto.

Se habla de un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno, así como, de un sentimiento de intensa atracción emocional y sexual hacia una persona con la que se desea compartir una vida en común.

Esta conceptualización era diferente para nuestros ancestros quienes consideraban al amor como lo más grande, universal e integrador de toda la existencia y curiosamente no solo en algunas culturas sino en todas las culturas ancestrales.

Esta transformación en la conceptualización del amor representa un cambio en la percepción de la humanidad, situación que me angustia un poco por mis hijos, y a la vez me intriga ¿Cómo va a ser el amor en unos años?  

Seguirá considerado simplemente como un sentimiento… o pasará a ser un destello emocional… quizás, llegara a ser solo un neurotransmisor más al cual podemos manipular… o retornara a ser lo es, lo que conceptual-izaban nuestros ancestros.

Los Mayas:

“In Lak’ ech a lak’ en”  “Tu eres Yo y yo soy tu”.

Budismo:

No ofendas a los demás como no quieras verte ofendido.

Udanavarga 5:18

Taotismo:

Sean como tuyas las ganancias de tu prójimo, como tuyas sus pérdidas

Tao Te King

Cristianismo:

Haced con los demás todo lo que deseaís que hagan ellos con vosotros.

Mateo 7:12

Islamismo:

Desea para los demás, lo mismo que deseas para tí.

Unnat

Confusionismo:

Lo que no deseamos que nos hagan, no hagamos a los demás.

Analectas 15:23

Brahmanismo:

Nada hagas a otros lo que te doliera si te lo hiciesen a ti.

Mahabharata 5:15

Judaismo:

Lo que no quieras para tí, no lo quieras para tus hermanos.

Talmud Shabbat 31.A

Ámense los unos a los otros, como a uno mismo.

JesuCristo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: