Saltar al contenido.
Anuncios

Curioso e Interesante CUERPO HUMANO.

El olfato es más agudo en el hombre que en la mujer. Es por eso que la mayor parte de los genios catadores de la perfumería son hombres.

En los niños recién nacidos, el ombligo divide el cuerpo exactamente en dos mitades de igual longitud.

Cerca de 15 kilos de piel muerta se llegan a generar a lo largo de una vida promedio.

El sistema inmunológico produce a diario cerca de tres gramos de anticuerpos para protegernos de los microorganismos, virus y bacterias. De no ser por ello, enfermaríamos a cada momento.

La cara humana tiene 14 huesos.

La lengua es el órgano que sana más rápido.

Uno de cada cuatro huesos que tiene el cuerpo humano (206 huesos) se encuentran en los pies (52 huesos)

El cerebro es más activo de noche que de día. Un estudio de la Universidad de Harvard comprobó que los niveles de trifosfato de adenosina (químicos que proveen energía al cerebro), aumentan cuando una persona duerme.

El sudor causado por el estrés es el que peor huele.

 El bigote crece el doble de rápido en los meses de verano que en los de invierno.

El dolor viaja por todo nuestro cuerpo a una velocidad de 130 kilómetros por hora.

El sentido del olfato de la mujer es más agudo en la ovulación. Las concentraciones hormonales durante ese periodo influyen en los sentidos de ellas.

Uno de cada dos mil bebes nace con un diente.

Desde la fertilización hasta el nacimiento, el peso del recién nacido aumenta 5 mil millones de veces.

Usamos cerca de 200 músculos al caminar. Desde los que mueven los glúteos y las caderas hasta los que tensan y encogen los dedos de los pies.

El ojo humano tiene la capacidad de captar más de 70 imágenes por segundo, y todas juntas forma la imagen completa de lo que una persona ve en su entorno.

La renovación diaria de las células estomacales hace que nuestro estomago no se disuelva por el potente acido que contiene en su interior, por lo que una célula no pasa de las 24 horas de vida.

Los huesos dejan de crecer en longitud durante la pubertad, sin embargo, la densidad ósea y su resistencia cambia a lo largo de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: