Saltar al contenido.
Anuncios

Abuso Sexual Infantil en Prisiones.

Las estadísticas en las prisiones también son un indicador de magnitud en cuanto al abuso sexual infantil.

Las instalaciones juveniles de detención deben ser lugares seguros para los menores de edad, incluso si estos fueron juzgados por crímenes graves, lo cual, no obstante, están lejos de ser realidad en algunos centros de detención y tratamiento de menores infractores.

Los relatos anecdóticos como la investigación empírica indican que las agresiones, incluyendo los abusos sexuales, suceden con demasiada frecuencia en esos entornos institucionales. Aunque los abusos sexuales suelen ser cometidos por otros menores infractores, también son perpetuados por el personal correccional.

El contacto sexual entre adultos y menores de edad en instalaciones correccionales juveniles se presenta a menudo como algo consensual. Ya sea que el menor sea hombre o mujer, en ocasiones puede considerarse manipulador y que esta ávido de poder desigual, el contacto sexual entre un adulto y un menor de edad en detención nunca es verdaderamente consensual. Asimismo, el personal puede corromper al adolescente, por ejemplo, prometiendo un buen deseado, suministrando drogas o alcohol, u ofreciéndole protección frente a otros infractores juveniles.

La Encuesta Nacional de Jóvenes en Custodia genero resultados inquietantes sobre el abuso sexual en instalaciones correccionales juveniles estatales, locales y privadas a escala nacional (Estados Unidos). Como lo exige la legislación, los investigadores del Bureau of Justice Statistics obtuvieron autoinformes de 8,707 delincuentes sentenciados, 91 por ciento de los cuales eran hombres y entre los puntos destacados del informe se encuentran los siguientes:

  • Aproximadamente el 9.5 por ciento de los jóvenes dijeron haber sufrido uno o más incidentes de abuso sexual por parte del personal u otro interno en los últimos 12 meses, una disminución de cerca de 2.5 pro ciento respecto a una encuesta similar de 2008 a 2009
  • El abuso por parte del personal fue mayor que el cometido por otros menores delitos.
  • 8.2 por ciento de los hombres y 2.8 por ciento de las mujeres reportaron actividad sexual con integrantes del personal correccional.
  • El abuso entre los menores fue mucho mayor, un 10.3 por ciento, en el caso de los jóvenes que se identificaron como gays, lesbianas, bisexuales u otros, que para los menores heterosexuales, con un 1.5%
  • De los jóvenes que informaron sufrir abuso sexual por parte del personal, 89.1 por ciento eran hombres que reportaron actividad sexual con mujeres del personal, mientras que 3 por ciento eran hombres que informaron actividad sexual con personal tanto masculino como femenino.
  • La mayoría de las víctimas de conducta sexual inapropiada por parte del personal informaron más de un caso; casi uno de cada cinco reporto 11 o más incidentes.
  • De las víctimas de conducta sexual inapropiada del personal, aproximadamente una de cada cinco reporto el uso de la fuerza física o la amenaza de este.
  • Trece instalaciones correccionales juveniles de estados unidos fueron identificadas como de alta incidencia, entre las cuales se incluyen instalaciones de Georgia, Ohio, Calorina del Sur, Arizona, Texas, Iowa e Illinois.

Comportamiento criminal, Curt R Bartol y Anne M Bartol, Prearson,2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: