Voluntad Vs Motivación.

La esperanza es comprender la Voluntad

Comprendiendo la Voluntad uno podría entender a la motivación (Descartes)

Descartes tenía la esperanza de que una vez comprendida la voluntad esta esclarecería el entendimiento de la motivación (¿Causa de la conducta humana?)

Entonces la idea central se estableció en comprender la motivación reduciéndola al entendimiento de la voluntad convirtiéndose de esta forma en un sinónimo. Descubres una y conoces la otra y en su búsqueda de comprensión se dedicó gran cantidad de energía filosófica a este fin.

Se consiguieron algunos progresos en cuanto a los actos de la voluntad: Elección (decidir actuar o no); Esfuerzo (impulso de actuar); y Resistencia (sacrificio o resistencia a la tentación). No obstante, después de dos siglos de análisis filosófico produjo resultados decepcionantes.

Resulto que la voluntad era una facultad mal comprendida de la mente, y que de alguna manera surgía de una acumulación de capacidades innatas, sensaciones ambientales, experiencias vitales y reflexiones acerca de si misma y de sus ideas. Además, una vez que surgía la voluntad, se veía dotada de propósito. Y resultaba que algunos mostraban mayor fuerza de voluntad que otros.

Los filósofos hallaron que la voluntad era tan misteriosa y difícil de explicar cómo la misma motivación que supuestamente generaba. Así que, no descubrieron la naturaleza de la voluntad ni las leyes bajo las que operaba. Se encontraron atrapados sin salida y simplemente complicaron el problema que habían estado tratando de solucionar: al utilizar la voluntad, ahora los filósofos tenían que explicar no solo la misteriosa motivación, sino también el profundo motivador: la voluntad.

El problema se duplico, sin embargo, el surgimiento de una nueva ciencia emergió (psicología) en ese decenio de 1870 los cuales buscaron un principio motivacional menos misterioso que el de la voluntad. Encontrando al instinto dentro de la fisiología humana.

Motívate con estos productos…

Audífonos
Celulares
Audio y Equipos de Sonido

Antes de abandonar la discusión histórica sobre la voluntad es importante destacar que los psicólogos contemporáneos reconocen que la voluntad (mente) piensa, planea y forma intenciones que preceden a la acción. Si no es la voluntad la que está pensando, planeando y pretendiendo. Puesto si no fuera de esta forma ¿de dónde viene todo este esfuerzo intelectual?

La voluntad sostiene esfuerzos, resiste tentaciones, ejerce autocontrol, contrala los pensamientos y regula en términos generales. En lugar de recurrir a su poder (sacrificio, determinación implacable), las personas se resisten a la tentación y demoran la satisfacción mediante la creación e implementación de planes y estrategias para hacerlo.

Así los procesos psicológicos concretos, estrategias metas y no la fuerza de voluntad abstracta, es la que allana el camino para explicar las conductas de las personas y su funcionamiento efectivo.

Anuncios

Deja un comentario