Saltar al contenido.
Anuncios

La Orina, la liberación de desechos emocionales.

Ese líquido acuoso transparente y amarillento, de olor característico que conlleva un hermoso significado de humildad “La belleza más divina, también defeca y orina”. Está compuesta en un 95% de agua, un 2% de sales minerales y un 3% de urea y ácido úrico. El cuerpo humano aproximadamente elimina 1.4 litros de orina al día.

La orina puede cambiar de color según lo que comas e indicar la salud de las personas.

El color normal de la orina es el amarillo claro, generado por el ácido úrico, a amarillo más oscuro más ácido úrico por lo tanto el color ideal es amarillo claro.  Si es muy pálida o no tiene ningún color, puede ser que hayas tomado demasiada agua. En casos extremos, tomar mucha agua puede ser malo, pues se lleva con ella cosas importantes que el cuerpo necesita, como la sal. Si tú orina tiene un color más parecido al de la miel, es una señal de que no has tomado suficientes líquidos. Entre más oscura, más alto el contenido de ácido úrico, y eso no es bueno, así que debes tomar más agua. La orina rosa o roja puede inquietarte pero la razón más probable es que comiste algo de color rojo fuerte, como remolacha o agrás, de manera que no te preocupes. Sin embargo, la otra cosa que puede teñir tu orina de ese color es la sangre. En la mayoría de los casos, tampoco hay razón para alarmarse, pero es mejor consultar a alguien, especialmente si dura más de un día y si te duele hacer pipí. Si tú orina hace espuma como una soda cuando cae en el inodoro, es probable que estés orinando muy rápido, o que haya algún detergente en el agua. Pero si siempre es gaseosa y espumosa, ve al doctor, pues puedes tener algún problema con los riñones.

Ahora bien, ir cuatro a ocho veces al día es lo normal y muestra que estas tomando la cantidad correcta de agua. Más de nueve y no has tomado demasiada agua, es mejor que vayas al doctor.

La orina es generada por los productos de desecho provenientes de la sangre y agua en exceso que filtran los riñones. El cuerpo usa la comida para obtener energía y repararse a sí mismo. Después de que el cuerpo toma lo que necesita de los alimentos, los desechos se envían a la sangre. Si los riñones no los eliminaran, estos desechos se acumularían en la sangre y dañarían el cuerpo.

Bajo la mirada del desarrollo personal, la orina representaría la liberación de los desechos emocionales. Siendo la sangre, como vamos a ver, el compuesto físico de la afectividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: