Saltar al contenido.
Anuncios

Instinto Vs Motivación.

La teoría de Darwin revoluciono el estudio motivacional

La explicación de la fuerza energetizante: el instinto.

Después del fiasco gigantesco de la búsqueda de la voluntad como sinónimo de motivación de los filósofos, la psicología que se encontraba en pañales considero estudiar al instinto.

La teoría de Darwin tuvo dos efectos principales en el pensamiento motivacional: le proporciono a la biología su idea más importante (evolución) y al hacerlo determino los conceptos abstractos, como la voluntad, hacia aquellos mecanicistas y genéticos. Y dio fin al dualismo de hombre-animal que había dominado los estudios iniciales acerca de la motivación.

La teoría de Darwin abrió el abanico mental hacia preguntas más concretas como la forma en que los animales utilizan sus recursos (motivación) para adaptarse a las demandas predominantes de un ambiente. Con esto rompió el esquema filosófico que se centraba en que la voluntad era un poder exclusivamente humano. Descotando la voluntad como una gran explicación de la conducta motivada.

Para Darwin la conducta animal parecía innata, automatizada y mecanicista. Con o sin experiencia, los animales se adaptaban al ambiente predominante: las aves construían sus nidos, los perros perseguían gatos y los gatos huían de los perros. A fin de explicar esta conducta adaptativa aparentemente reprogramada. Darwin propuso el instinto.

El logro fundamental para la motivación fue poder explicar lo que la voluntad no podía: saber de dónde provenía la fuerza motivacional de primeras instancias. Los instintos surgían a partir de una sustancia física, de la herencia genética; por ende, eran reales en términos físicos. Esta sustancia heredada y material (genes) llevaba al animal a actuar de manera específica. El estudio de la motivación abandono la filosofía e ingreso a la fisiología y las ciencias.

El primer psicólogo en popularizar una teoría motivacional del instinto fue William James (1890) quien utilizo la teoría de Darwin para asignarle al hombre un numero generoso de instintos físicos (amamanta, locomoción, etc..) mentales (imitación, sociabilidad…) Todo lo que se necesitaba para traducir un instinto en una conducta orientada a metas (motivada) era la presencia de un estímulo apropiado.

La afección y compromiso de la psicología por esta su segunda gran teoría de la motivación aumento con rapidez y una generación después de William James McDougal (1908) propuso una teoría del instinto que se caracterizaba por los instintos de exploración, pelea, engendrar, criar y demás. McDougal consideraba que los instintos eran fuerzas motivacionales irracionales e impulsivas que orientaban a la persona hacia una meta en particular. Era el instinto el que determina que su poseedor perciba, o preste atención, a objetos de cierta clase, que experimente una excitación emocional de una calidad particular al percibir un objeto de este tipo y que actué en relación el de una manera en particular.

Una vez que adoptaron al instinto como gran teoría explicativa de la motivación, la tarea era determinar cuántos instintos poseía el ser humano y rápidamente las cosas se salieron de control llegando a alcanzar una lista de 6,000.

El amorío por la teoría del instinto se vino abajo al determinar que era circular.

Aquella que intenta explicar una observación en términos de sí misma. Es decir, la única evidencia de que las personas poseen un instinto de pelea es que en ocasiones se comportan de manera agresiva. La causa explica la conducta (instinto -> conducta) pero se utiliza a la conducta como evidencia de la causa (conducta -> instinto).

La clave para eludir la circularidad es hacer predicciones nuevas. Por ejemplo: una predicción seria que si dos animales muy similares (animales dotados co instintos parecidos) se crían con experiencias vitales distintas, entonces sus instintos deberían conducirlos a conductas parecidas. Sin embargo, cuando realizaron las investigaciones: obtuvieron nefastos resultados.

De nuevo, la psicología se encontró en busca de un concepto motivacional sustituto que explicara la naturaleza deliberada de la conducta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: