El peso del amor.

Esta historia me impresiono mucho y me gustaría poder leer sus comentarios.

En primer lugar, imagínense estar en su luna de miel, en el viaje maravilloso donde se pretende consolidar la relación y festejar el inicio del amor en pareja y se te muera tu esposo/a. Ahora que se muriera por culpa tuya… Sin embargo, en esta historia, lo mataste accidentalmente. ¿Cómo te sentirías?

Pues eso le paso a Marge Timlin quien tuvo que ser hospitalizada por un shock nervioso ya que al ponerse romántica con su esposo ¡lo mato por asfixia ¡

La primera impresión que me ha dejado esta historia es el trauma por el cual debe estar pasando Marge Timlin, quien a sus 31 años pesaba 272 kilos, algo que en una sociedad donde el prejuicio a la gordura es tremendo y me imagino, que no le fue nada fácil encontrar un esposo y mucho menos, ahora superar el hecho de haberlo asfixiado.

La nota del periódico dice así:

Una novia bastante pesada de peso se convirtió en viuda cuando, al tratar de ponerse romántica con su esposo, se le dejo caer y ¡lo mato por asfixia entre las sabanas de seda de su lecho conyugal, durante su luna de miel ¡

La segunda impresión fueron los comentarios que en el articulo exponen supuestamente dichos por amigos del difunto en contra de la relación.

Algunos amigos del difunto tenían que ocurriera esto si la pareja contraía matrimonio. El flaquito pesaba apenas 48 kilos y se rumora que acepto casarse con Marge porque en una ocasión ella se sentó sobre él, forzándolo a hacer la propuesta. Sin embargo, la entristecida mujer niega con energía eso rumores.

Comentarios o rumores que aumentan el trauma y que generan que Marge tenga que defenderse.

Tal vez formamos una pajera muy extraña a los ojos de los demás, pero lo que más importa es el tamaño del corazón de una persona, y el de James era enorme” asegura Marge, con lágrimas en los ojos.

Fue el primer hombre que me trato como mujer y no como fenómeno de circo. Cuando le prometí que me sometería a una rigurosa dieta para reducir de peso a tiempo para la boda, James dijo que él me amaba igual cual era.

“Todavía no puede creer que haya muerto. En muchas ocasiones jugábamos a las luchas y nos divertíamos bastante”

Y para terminar la nota nos exponen los argumentos del doctor quien recogió los restos de James, el difunto esposo de Marge.

Thomas Broderick, el medico que recogió los restos del infortunado hombre, declaro “Seguramente el pobre James no se dio cuenta de lo que paso. Estaba acostado en la cama y pidió a su mujer que se acostara con él. Ella se puso demasiado efusiva y se le echo encima; pero su enorme peso acabo con la vida de James”

Los médicos aseguran que el pobre hombre no esperaba ser aplastado. Los músculos de su estómago se hallaban relajados en el momento en que su mujer cayó sobre su cuerpo. Marge lo apachurro por completo, el menudito James no puedo respirar ni hacer nada, pues en unos cuentos segundos sus huesos se quebraron y las costillas se enterraron en sus pulmones, provocándoles muerte por asfixia.

El hombre de 37 años ya llevaba un rato de haber fallecido cuando los médicos acudieron a la suite del hotel llamados por Marge, de 31 años, Unas cuantas horas antes, la pareja de Dublin, Irlanda, había intercambiado votos en una capilla cercana a las playas de la hermosa rivera francesa.

¿Cuál sería su opinión?

Anuncios

Deja un comentario