Saltar al contenido.
Anuncios

Conociendo a EL CARRO del Tarot.

“El Hijo de los poderes de las aguas” o “El señor del triunfo de la Luz”.

En el tarot egipcio se llama El Triunfo, pero en la mayoría de las otras barajas es conocida por la designación el Carro.

El Enamorado ha elegido, ha tomado una decisión, una orientación, un camino. El Carro podrá entonces demostrar su valor y la fuerza de su carácter dándose los medios para conseguir su objetivo, independientemente de los obstáculos que encuentre en su andar.

Esta lamina se trata de un Carro triunfante que le espera la victoria. Pero esta solo se conseguirá con esfuerzo y voluntad. Se trata de un éxito obtenido gracias a méritos propios.

Anuncios

La imagen representa a un príncipe de pie sobre un carro tirado por dos caballos: uno rojo, a la derecha, y el otro azul, a la izquierda en algunas barajas, en otras podrán ser leones, pero siempre serán dos diferentes. El príncipe lleva un centro en la mano y una corona en la cabeza, símbolos de su poder. El caballo de la derecha gira en esa dirección, mientras que el otro va derecho, mostrando las importantes nociones de derecha e izquierda ya que revelan que se elige una dirección, que se toma una decisión, que no se avanza al azar, que se sabe hacia donde se va. La voluntad esta afirmada.

Simbólicamente, la derecha es la dirección del paraíso, la izquierda, la del infierno. Según la Biblia, el día del Juicio Final los elegidos estarán a la derecha de Dios y los condenados a su izquierda. En todos los tiempos (en un terreno no material), la derecha ha simbolizado la fuerza, la habilidad, la inteligencia, la luz, la victoria. Ir hacia la derecha significa dirigirse hacia el porvenir, e ir hacia la izquierda, dirigirse hacia el pasado.

El hecho de que sostenga las riendas con la mano izquierda, sin esfuerzo, demuestra que mediante el poder de su voluntad y de su espíritu conduce su carro, su destino y su vida, sin necesidad de emplear su fuerza física. De modo que toma el camino del caballo rojo que simboliza la vida, el fuego y la sangre; mientras que el azul simboliza la naturaleza inmaterial y el vacío que lo absorbe todo.

El Carro es la primera iniciación de EL LOCO, en este momento se siente impedido inconscientemente en buscar alguna cosa nueva, no sabe lo que es ni donde esta, pero se siente dispuesto a abandonar las estructuras, los condicionamientos, las rutinas y hábitos lanzándose a la aventura de lo desconocido. En verdad, la motivación le hace ir hacia encontrarse consigo mismo, se desapega de lo que sofoca su esencia. Esta carta representa el camino espiritual.

Macro cósmicamente EL CARRO representa una renovación creativa, en el se encierra un ciclo de mudanzas cuantitativas que llevan a una transformación cualitativa. Encontramos en los cambios de estado una semejanza que puede ilustrar muy bien esta idea, como el hielo, que al derretirse se liberan de una estructura sólida, rígida para transformarse en líquido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: