Saltar al contenido.
Anuncios

Cuentos e Historias EL LEÑADOR Y EL GENIO.

Un humilde leñador que había vivido toda su vida aislado en la selva buscando paz y silencio, ya anciano y cansado, decidió orar con fervor a su deidad pidiéndole que le enviara a alguien que pudiera ayudarle en las duras tareas que su cuerpo ya no podía hacer.

Al haber sido una persona noble y dedicado a la soledad y la meditación, enseguida fue contestado por su deidad. Esta apareció ante él de la nada con una botella en sus manos.

-oh noble anciano- comento la deidad – he escuchado tu petición y me parece justa, por lo que vengo a concederte lo que me solicitas.

Entregándole la botella exclamo: Dentro de esta botella tienes lo que me pides. Es un poderoso genio que a partir de ahora cumplirá todos tus deseos, pero, recuerda que debes mantenerlo ocupado todo el tiempo dedo que si no le das trabajo se irritará enormemente, y puede llegar a matarte.

-Eso no es ningún problema – dijo el anciano muy emocionado – tengo tanto trabajo pendiente para el que no tendrá un momento de respiro.

Tras haberle dado la advertencia, la deidad desapareció en el aire.

Muy contento, el anciano leñador se apresuro a destapar la botella, pero, lo que el no sabía, era que el genio poseía poderes tan grandes que, cualquier cosa que el anciano le pedía, la concedía al instante con un simple chasquido de sus dedos.

Anuncios

-Deme trabajo… deme trabajo. – comenzó a decir el genio. El leñador le iba mandando hacer todas las tareas que se le ocurrían, pero el genio las realizaba en instantes y volvía a decir – deme trabajo… deme trabajo.

Al leñador se le acababan las tareas y a veces, el genio se las concedida antes de que incluso se las ordenase porqué le leía el pensamiento. Sucedió que el pobre anciano no tenia un momento de respiro, no podía descansar, ni comer, ni dormir, así que, como puedo elevo su mente hacia su deidad pidiéndole que le liberase de aquel genio malévolo que le robaba su paz interior impidiéndole descansar o realizar sus tareas religiosas.

Una vez más, la deidad apareció ante él y le dijo que debía hacer para liberarse del genio – Dile al genio que vaya a lo mas alto del Himalaya y te traiga el árbol mas gigantesco que encuentre y luego dale estas instrucciones…

El anciano así lo hizo y al rato, el genio aparecía volando con un gigantesco árbol. Nada mas posarse en el suelo con el árbol, comenzó a pedir trabajo. Por lo que el anciano le dio las instrucciones recibidas por la deidad:

-Muy bien genio, ahora subirás a lo alto de ese árbol y cuando estés arriba baja al suelo y, cuando llegues al suelo vuelve a subir a lo alto y, mantente haciendo eso hasta que yo te lo diga.

Sin rechistar, el genio enseguida subió a lo alto del árbol, bajaba y subía por el árbol durante horas, días, semanas e incluso años. Aun siendo un poderoso genio ya no podía mas y el cansancio empezaba a hacer mella en él, por lo que decidió arrodillarse ante su amo y suplicarle que cesara aquella interminable tarea.

-Amo, por favor, hagamos un trato, si tu no me mandas mas subir y bajar del árbol, yo dejare de molestarte pidiendo mas trabajo y los dos podemos descansar. Rápidamente, el anciano acepto el trato y ambos pudieron descansar llegándose incluso a hacerse muy amigos.

La historia simboliza que todos tenemos un genio o demonio en nuestro interior que nos impide dedicar tiempo a nuestra realización, además de robarnos nuestra paz interior. Constantemente nos molesta pidiéndonos mas y mas cosas: deme un coche, dame una casa, dame mas dinero… dame, dame, dame.

Así pues, a través de la repetición constante de un sonido y la concentración en lo divino hace que la mente sea sometida a la voluntad permitiéndonos vivir en armonía y utilizar positivamente todos sus inmensos poderes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: