¿Por qué no debes dormirte si te das un golpe en la cabeza?

Nuestros seres queridos nos han dicho toda nuestra vida que si te pegas en la cabeza no te puedes ir a dormir. Pero por lo general se les olvida decirnos las razones por las cuales no podemos dormirnos, o cuanto tiempo debe pasar para que ya podamos ir a la cama.

Así que respondo a la inquietud arraigada desde pequeños, para que la creencia se transforme en una razón medica y se aplique en esos casos en los cuales medicamente debe aplicarse.

Los expertos en neurología indican que no necesariamente se debe mantener a una persona despierta después de sufrir un traumatismo craneal, esto, siempre y cuando no exista otro tipo de síntomas como náusea, vómito, visión borrosa, sangrado, o se haya perdido el conocimiento por varios minutos.

Pues en este caso sí se podría tratar de un derrame interno que debe atenderse a la brevedad.

Cuando uno se golpea la cabeza puede suceder que en el momento no se presente mayor síntoma más que el mismo dolor del golpe, pero es importante mantenerse atento a la sintomatología posterior ya que podría presentarse hormigueo, confusión, falta de coordinación, pérdida de equilibrio y visión borrosa, que podría tratarse de una lesión cerebral que presenta síntomas tardíos.

Los síntomas de las lesiones de cabeza pueden ocurrir inmediatamente luego del trauma, o pueden desarrollarse lentamente durante varias horas o días.

Estos síntomas tardíos son la razón por la cual siempre se ha dicho que una persona no puede irse a dormir cuando se ha golpeado la cabeza ya que debe esperar un tiempo, “intervalo lúdico”, el cual indica cuando alguien se despierta después de haber sufrido un golpe en la cabeza y aparentemente está bien. Sin embargo, existe un sangrado interno que crea un hematoma que causa presión en el tejido cerebral, es decir un derrame.

Por lo tanto, en este lapso de tiempo la persona vuelve a perder el conocimiento, debe ser trasladada inmediatamente a urgencias a un hospital.

Pero si la persona no parece confundida ni tiene vómitos, visión doble o dificultad para caminar o un severo dolor de cabeza o de cuello, estas recomendaciones no incluyen mantenerlos despiertos.

De hecho, lo que la persona necesita es descansar, tanto física como cognitivamente.

Así que los atletas tienen que dejar de entrenar por un tiempo, pero también deben dejar descansar sus cerebros y los niños deben hacer menos tareas escolares, por ejemplo, hasta que se hayan recuperado totalmente.

Estos son los consejos que los especialistas recomiendan actualmente, pues únicamente se puede detectar una consecuencia por conmoción cerebral así o por medio de una tomografía.

En Radiologyinfo.org para pacientes nos muestran los síntomas y tipos específicos de lesiones de cabeza para que podamos considerar si el golpe requiere medidas urgentes antes de mandar a dormir al afectado.

Anuncios

Concusión: también denominada lesión traumática leve de cabeza. Esto incluye lesiones del cerebro que son causadas por un golpe en la cabeza o cuerpo, una caída, u otro trauma que mueve o sacude el cerebro dentro del cráneo. La gente que sufre de concusiones no siempre exhibe síntomas que son aparentes a los demás.

Los síntomas de una concusión y de lesiones menores de la cabeza incluyen: pérdida de conciencia por unos pocos segundos a unos pocos minutos confusión; problemas de memoria y/o concentración mareos, dolor de cabeza, pérdida de la memoria (amnesia) de eventos antes de la lesión o inmediatamente luego de la misma náuseas y vómitos, nivel alterado de la conciencia, como estar somnoliento o dificultad para despertarse.

Contusión: moretón del tejido cerebral, a menudo asociado con hinchazón (edema) y un incremento en la presión dentro del cráneo, denominada presión intracraneal (ICP).

Los síntomas de la presión elevada dentro del cerebro y el cráneo incluyen: pupilas dilatadas, presión arterial alta pulso lento y respiración anormal.

Fractura: una rajadura o rotura en el cráneo, con o sin una laceración de la piel.

Los síntomas de una fractura en el cráneo incluyen: sensibilidad, hinchazón, deformidad del cráneo, moretón alrededor de los ojos o detrás de la oreja líquido claro chorreando de la nariz o de la oreja.

Sangrado: el sangrado en el cerebro, también denominado hemorragia, es una condición que puede amenazar la vida, y en muchos casos puede requerir de atención urgente por un neurocirujano. Una hemorragia del cerebro ocurre cuando revienta un vaso sanguíneo en el cerebro, causando sangrado dentro del tejido circundante, hinchazón y presión intracraneal incrementada. También la sangre se puede acumular y formar un coágulo, denominado hematoma. En un hematoma epidural, la coagulación ocurre entre la parte de adentro del cráneo y la fuerte cubierta membranosa externa del cerebro (denominada dura mater). La sangre que se acumula debajo de la hematoma subdural.

Los síntomas de sangrado en el cerebro, que pueden empeorar gradualmente o aparecer repentinamente incluyen: dolor de cabeza severo y repentino, convulsiones, nausea o vómitos repetidos, letargia, debilidad en el brazo o pierna, pérdida de conciencia.

En los bebés y en los niños pequeños que no pueden comunicarse, los signos de lesión en la cabeza incluyen: un niño que no se está actuando o comportándose normalmente, vómitos, laceraciones del cuero cabelludo, hinchazón y convulsiones.

Los pacientes que exhiben síntomas de una lesión en la cabeza deben buscar atención médica inmediata.

Anuncios

Deja un comentario