¿Cómo se usó el primer Kleenex?

El pañuelito de papel al que muchos están tan acostumbrados fue un invento relativamente reciente, ya que surgieron de la escasez de algodón durante la Gran Guerra, por lo que se tuvo que recurrir al celucotton, es decir, al algodón de celulosa, para emplearlo en los vendajes y en los filtros de las mascarillas de gas, pero cuando la conflagración término había cantidades desorbitantes de este producto al que había que dar alguna salida comercial.

Así que se inventó su conversión en compresas femeninas y en desmaquilladores, pero finalmente triunfó como Kleenex, pañuelos desechables que sus fabricantes publicitan con el slogan de “Lo ideal para el estornudo, cuando no hay tiempo para nada”.

Anuncios

Deja un comentario