Los enemigos existen o los creamos.

Este experimento es uno de mis favoritos y seguramente también el de Barry B. Longyear quien escribió la novela “Enemy Mine” que paso a la pantalla grande con el mismo título.

Enemigo mío, de título original Enemy Mine, es una película de ciencia ficción de 1985 basada en la historia del mismo título por Barry B. Longyear. Fue producida por Twentieth Century Fox, dirigida por Wolfgang Petersen, y protagonizada por Dennis Quaid y Louis Gossett Jr.. La banda sonora original fue compuesta por Maurice Jarre.

Sinopsis

A finales del siglo XXI, los humanos y los Dracs (una especie de reptiles humanoides) se encuentran en plena guerra interestelar. Luego de perseguir a una nave Drac, el piloto Willis Davidge E. (Quaid) se estrella en un planeta desolado y peligroso, llamado Fyrine IV. De repente, se da cuenta que él no es el único ser que se encuentra perdido en ese planeta al ver al piloto Drac Jeriba «Jerry» Shigan (Gossett), con su nave también estrellada. Al encontrarse, ambos desean destruirse mutuamente, e incluso lo intentan; pero al darse cuenta que el clima, caracterizado por constantes lluvias de meteoritos, y la extraña fauna de ese planeta los puede matar tarde o temprano, se ven en la necesidad de ayudarse mutuamente hasta convertirse en amigos, estableciéndose un vínculo muy personal entre ambos. Al embarazarse Jerry (los dracs parecen ser partenogénicos, ya que se reproducen sin necesidad de sexo), siente que morirá al dar a luz y le hace jurar a Davidge que al salir del planeta, lleve a su hijo al planeta de los Dracs para que asista a la ceremonia del Sagrado Consejo y así pueda ser aceptado en sociedad.

Anuncios

Este experimento fue realizado en Parque Estatal Cueva de los Ladrones (Robber’s Cave State Park) en el estado de Oklahoma razón por la cual fue llamado “Cueva de los ladrones”, nombre que a mi parecer lo hace más interesante.

Fue realizado por Muzafer Sherif y Carolyn Sherif en el año 1954 quienes estudiaron el origen del prejuicio en los grupos sociales.

Durante el estudio, Sherif fue presentado como guarda del campo. El equipo del estudio observó a un grupo de 22 adolescentes varones de 11 años de edad con similar experiencia de vida. Fueron trasladados al lugar por autobuses en dos grupos de once personas.

Ninguno de los grupos sabía de la existencia del otro. Los muchachos fueron asignados en dos áreas bastante lejanas entre sí, de manera que durante los primeros días la presencia de los ‘otros’ fue ignorada. Los investigadores habían cortado, hasta donde pudieron, vínculos de amistad preexistentes al interior de cada grupo de modo que la identificación de cada muchacho con su nuevo grupo pudiera suceder más rápidamente.

Ninguno de los muchachos se conocía antes del experimento, pero muy pronto se observó hostilidad entre los grupos. La hostilidad entre los grupos se incrementó al punto en que el equipo del estudio concluyó las actividades de producción de fricción debido a su inseguridad. La segunda fase concluyó y se inició la tercera.

Para disminuir la fricción y promover la unidad entre ambos grupos, Sherif ideó e introdujo tareas que requirieron la cooperación entre ambos grupos. Estas tareas se refieren en el estudio como “objetivos ordinados”.

Una “meta ordinada” es un deseo, un desafío o un peligro que necesitan resolver ambas partes en un conflicto social, y que no puede resolver ninguno de los dos grupos por sí solo.

Los retos propuestos incluían un problema de escasez de agua, un camión de campo atascado que necesita mucha fuerza para ser devuelto al campo, y hallar una película para proyectarla. Éstas y otras colaboraciones necesarias causaron que disminuyese el comportamiento hostil.

Los grupos se entrelazaron a tal grado que al final del experimento los muchachos insistieron en volver a casa todos en el mismo autobús.

El experimento “Cueva de los ladrones” es uno de los más citados en la historia de la psicología social y nos muestra la facilidad con la que se puede conformar hostilidad entre los grupos y al mismo tiempo como erradicarla.

Anuncios

Deja un comentario