¿Quién anunció años de sangre, sudor y lágrimas?

Con estas mismas palabras se refirió Winston Churchill, el 13 de mayo de 1940, a la época que se avecinaba para los británicos. Tras la dimisión de Chamberlain pocos meses después del inicio de la segunda guerra mundial, el veterano político conservador se hizo cargo del gobierno y no tardo en dirigirse a su compatriotas para anunciarles unos años de “privaciones, sangre, sudor y lágrimas, pues solo la victoria final puede garantizar la supervivencia del imperio mundial británico”. “No nos rendiremos jamás” fue el lema que mantuvo hasta la primavera de 1945. Hasta la rendición incondicional de Alemania.

No sé si en la actualidad, exista una nación que pueda unirse de esa manera, bajo un lema tan desconsolado y lograr la victoria. 

Anuncios

Deja un comentario